Asesinan otro albañil en Core 8

0
182

Pasada las 9:00 de la noche de este viernes, un albañil fue asesinado de varios disparos mientras compartía con unos amigos en el sector Sueño de Dios, de Core 8, Puerto Ordaz.

Fuentes que presenciaron el hecho aseguraron, que un sujeto desconocido llegó al lugar donde estaba Fabián Mosquete, de 36 años; lo llamó por su nombre, pero al no ser atendido se acercó y le disparó en tres oportunidades a quemarropa, para posteriormente darse a la fuga en un vehículo de color blanco que lo estaba esperando a escasos metros.

Luego de lo sucedido los conocidos lo trasladaron hasta el Centro de Diagnóstico (CDI) de ese sector, sin embargo, al ser atendido por los galenos ya su cuerpo estaba sin signos vitales.

Su esposa, en medio del dolor explicó que Mosquete había salido a las 6:00 de la tarde de su casa para llevarle un queso a su hermano que vive a una cuadra, lugar donde se perpetró el crimen. Al parecer, tras haber culminado la diligencia se consiguió con unos amigos al frente de una venta clandestina de cervezas y allí se instaló a hablar.

CICPC INDAGA

«Un vecino me llamó y me dijo que habían matado a mi marido y que estaba en el CDI. Nunca me imaginé que esto pasaría», expresó la mujer.

Al mismo tiempo explicó que la muerte Mosquete es un misterio para ella, pues asegura que era un hombre sano que no tenía problemas con nadie por esa zona, y que al contrario, era muy querido por los demás vecinos.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arribaron hasta el sitio para recolectar las evidencias de interés que orienten hacia el esclarecimiento del caso.

En cuanto a su vida, se supo que estaba «matando un tigrito» como albañil y paralelamente ayudaba a una señora en la venta de queso. Vivía en el sector Sueño de Bolívar de esa comunidad, junto a su pareja y dos niños menores.
Para las autoridades este crimen tiene como origen el ajuste de cuentas, considerando la forma en que se llevó a cabo. No descartan otra hipótesis.

JULIO SANGRIENTO

Según cifras extraoficiales, durante el mes de julio, 45 hechos violentos se registraron en el municipio Caroní. El objeto que más usaron los delincuentes para perpetrar los crímenes fue el arma de fuego.