Asesinan taxista dentro de su vehículo

0
119

Un hombre de 33 años que se ganaba la vida como taxista desde hace cinco años, perdió la vida en solo segundos a manos de delincuentes que mantienen en zozobra el barrio La Unidad.

Cuatro tiros segaron la vida de Junior Rafael Briceño Pino, quien deja sin figura paterna a un pequeño de ocho años.
Su jornada de trabajo comenzaba a las ocho de la mañana, así lo explicó su esposa Andry Marcano. La mujer entre lágrimas relató que su esposo salió a las siete de la mañana de su residencia en la calle II del barrio La Unidad, el trabajador del volante iba hasta Vista Alegre todos los días, a retirar el vehículo que le alquilaban.

Andry indicó que Briceño laboraba con un automóvil Kia Picanto, pero al mismo se le había dañado la caja, por lo que desde el domingo estaba trabajando con un Hyundai Accent, de color azul, placas AA382KF. La pareja de Junior señaló que se enteró de la muerte de su esposo cuando un conocido pasó por allí y le avisó del trágico suceso.

Moradores de la calle La Concordia, lugar donde ocurrió el crimen, comentaron que escucharon el sonido de cuatro detonaciones y cuando salieron de sus viviendas observaron el vehículo azul en el medio de la calle; al acercarse, avistaron en el interior el cuerpo del hombre cubierto de sangre.

Algunos residentes indicaron que vieron a dos individuos correr a lo largo de la calle, presumiendo que se trataba de los homicidas huyendo de la escena del crimen. Entre tanto otra persona presente en el lugar de los hechos, solo dijo «aquí al que habla lo matan».

Junior recibió cuatro impactos de proyectil, dos en la cabeza, uno en el cachete y uno en la espalda. Por la forma en que la víctima recibió los disparos, las autoridades policiales presumen que los verdugos estaban en la parte trasera del vehículo.

Efectivos del Cicpc estudiaron la zona del crimen y realizaron el levantamiento del cadáver.

 

MÓVIL DEL HECHO

Al parecer los homicidas le pidieron una carrerita a Junior y luego trataron de despojarlo de sus pertenencias y del vehículo. El hombre quizás se resistió y los maleantes le dispararon sin piedad.

Otra de las versiones que perfilan los investigadores, es que los antisociales, quienes presumen habitan y son conocidos en el sector, se montaron en el vehículo y le exigieron a Junior que los llevara a cometer alguna fechoría, Junior al darse cuenta de quienes eran, se resistió, por lo que los homicidas furiosos, le dispararon.
Son varias las versiones que existen en torno al hecho; sin embargo, serán las autoridades policiales las que esclarezcan el móvil del hecho.

«EL DINGUI» Y EL GUACHI»

Vecinos del sector coincidieron en señalar que los autores de la muerte de Junior, fueron «El Dingui» y «El Guachi»; quienes mantienen azotada la comunidad y los sectores adyacentes. Destacando que el sábado 14 del mes en curso, «El Dingui», en compañía de otro malhechor, alias «El Mufle», asaltaron un comercio en la avenida Guayana. Allí resultó herido el dueño del establecimiento y fue atrapado «El Mufle», dándose a la fuga su compiche.