Asesinos con una roca aplastaron rostro de su víctima

0
3150

Se presume que el crimen ocurrió en horas de la madrugada de ayer.


Ciudad Guayana.-A primera hora de la mañana de ayer viernes, hallaron el cadáver del infortunado en un matorral del sector La Ceiba, invasión 24 de Marzo San Félix.

Aparentemente resultó una ejecución, sujetos que trasladaron a las fuerzas a su víctima hasta este sitio utilizaron una piedra para aplastarle el rostro y segarle la vida de inmediato.

Habitantes de la manzana 21, cerca de la ferretería Oscar, fue quienes dieron con el hallazgo, vecinos dicen que no oyeron nada. Aunque, apuntaron que no era la primera vez que ocurría este tipo de suceso en el barrio.

Comentaron que hace anteriormente, encontraron la cabeza de un joven en plena vía pública y el cadáver lo dejaron en la parte trasera del módulo asistencial de esta comunidad.

El joven decapitado, fue amarrado y trasladado hasta este sitio para decapitarlo sin piedad, hasta la fecha, expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, no localizan a los responsables de este suceso.

Abel Vivas de 20 años, fue la víctima en esta oportunidad. Conocidos apuntan que el mismo no tenía problemas con nadie. Sus adversarios utilizaron una roca de varios kilos para matarlo, la piedra quedó a un lado del cadáver.

Una comisión del Centro de Coordinación Policial 11 de Abril, llegó al sitio para resguardar la escena del crimen, después se hicieron presentes detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes se encargaron de hacer las pesquisas preliminares y colectar las evidencias que dejaron los criminales.

Comunidad aterrada
Denunciaron los residentes de esta comunidad que no duermen, sienten miedo por la presencia de los bandidos que viven en esta zona. Aseguran que los problemas entre bandas armadas, ha cobrado la vida de muchas personas inocentes y los cuerpos de seguridad no hacen nada por resolver la situación de inseguridad.

Explicaron que la manera como vienen actuando los delincuentes, es para crear temor en la población, igual para que nadie los denuncien, “tenemos miedo, sabemos quiénes son pero no podemos señalarlos, porque nos persiguen hasta liquidarnos, se meten en las casas y hacen lo que les viene en gana”.
El infortunado vivía a una cuadra del sitio del hallazgo, con su esposa y dos hijos, su esposa dijo desconocer las razones por las cuales lo liquidaron.

Temor
Habitantes de esta comunidad se hallan aterrados con los casos violentos que vienen pasando en este sector. Dicen que sienten miedo de señalar a los criminales, porque pudieran correr con la misma suerte.