Atentados de París sembraron pánico en el deporte

0
91

Seguridad reforzada en los estadios, prohibición de desplazamiento de hinchas en Francia, cancelación de amistosos por precaución: el deporte, en plena conmoción por los atentados del 13 de noviembre en París, ha tenido que aprender a blindarse en un tiempo récord.

El año 2016 será especialmente rico en eventos deportivos, con los Juegos Olímpicos de Rio y la Eurocopa de Francia como dos de los grandes platos fuertes, y puede que nada vuelva a ser igual para los aficionados, obligados a convivir ahora con una amenaza permanente e invisible.
El Stade de France de Saint Denis se convirtió en aquel viernes 13 de noviembre en uno de los escenarios del pánico en los atentados de París, con dos suicidas que explotaron en las inmediaciones del recinto y un tercero en una zona más apartada. Una persona murió en aquellas detonaciones.

Deporte conmocionado
El deporte, como el resto de la sociedad, quedó conmocionado. El futbolista francés Lassana Diarra perdió a una prima en Bataclan, una sala de la que logró escapar con vida la hermana de otro internacional francés, Antoine Griezmann.
Las cámaras de televisión le enfocaron especialmente durante el emotivo momento del himno de La Marsellesa con el que Inglaterra se solidarizó con su vecina Francia en el estadio de Wembley, antes de un partido amistoso entre ambos equipos.
Un amistoso que se mantuvo según los planes previstos, no como otros dos que se iban a jugar esos días, el Bélgica-España de Bruselas y el Alemania-Holanda de Hanóver, que fueron cancelados ante amenazas de atentados.

Máxima seguridad
Francia y su Eurocopa-2016 están ahora en la mente de muchos, pero el gobierno de Hollande ha insistido en que la cita se mantiene, aunque con un mayor control de seguridad.
«En ningún caso el deporte puede ser paralizado por el terrorismo. La Eurocopa tendrá lugar en las máximas condiciones de seguridad, que serán reforzadas debido a los hechos que acabamos de vivir. Pero no es cuestión de paralizar esta formidable fiesta popular», recalcó el ministro de Deportes Patrick Kanner.
Brasil y Rio de Janeiro también se plantean reforzar las medidas de seguridad para evitar atentados en su territorio.
«No tenemos datos de que haya una célula terrorista instalándose en Brasil, nuestras evaluaciones de riesgo no muestran (que podría haber un atentado), pero trabajamos permanentemente como si la amenaza fuese inminente, como si eso pudiese ocurrir mañana mismo», dijo Wilson Trezza, director de la Agencia Brasileña de Inteligencia.

Reforzarán la seguridad
Después de los hechos ocurridos en París, los organizadores del Mundial de fútbol de Rusia 2018 y de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, también anunciaron un refuerzo de sus planes de seguridad para evitar otros ataques similares. AFP