Atraparon delincuente que tiroteó a policía

0
1320

Eran las 6:20 a. m. de ayer cuando efectivos de la Policía Municipal de Caroní, adscritos al Centro de Coordinación Policial (CCP) Caura, realizaban labores de patrullaje por el sector de Unare II en Puerto Ordaz y notaron una situación anormal. El conductor de un camión denunció a la comisión que había sido despojado de su teléfono celular y que el delincuente se encontraba muy cerca de la zona donde ocurrió el hecho.

De manera inmediata la policía emprendió la búsqueda del malhechor, logrando avistarlo a la altura de la ferretería «La Mina», ubicada en la avenida principal de Unare II.

Al momento de darle la voz de alto, el sujeto no dudó en disparar contra la patrulla en más de seis oportunidades, sin tomar en cuenta que a pocos metros se encontraba una gran cantidad de personas haciendo cola para comprar productos de la cesta básica.

EL HERIDO

La ráfaga de balas hizo que las personas comenzaran a correr para salvaguardar sus vidas, mientras uno de los efectivos hizo dos disparos que fallaron el objetivo, el cual huyó. En el intercambio de balas el delincuente logró herir a uno de los efectivos, quien quedó identificado como Enrique Flores, de 36 años, y el cual tiene más de 14 años al frente del organismo policial.

El funcionario quedó tendido en el pavimento con una bala alojada en su hombro derecho, la cual fue disparada, según la experticia, desde un arma de fuego marca Pietro Baretta, calibre 380 (9mm corto). Sus compañeros lo trasladaron hasta la emergencia de la clínica Venezuela, ubicada en la avenida principal de Unare II, siendo ingresado para intervenirlo quirúrgicamente.

ESTABA ENCONCHADO

Al terminar de cometer el delito, el delincuente abordó una unidad de transporte público con destino al sector Core 8 para resguardarse en casa de su cuñada. Las labores de investigación lograron aportar el paradero del sujeto, quien quedó identificado como Adolfo José Rodríguez Hernández, de 22 años, apodado «El Adolfito», de quien se sabe pertenece a la banda de «Wilmer culón». El delincuente de alta peligrosidad cayó aprehendido en poco tiempo gracias a la labor de los funcionarios de la brigada motorizada de la PM de Caroní.

FAMILIA DE DELINCUENTES

Los genes de «El Adolfito» no se equivocaron, ya que tres de sus hermanos murieron en enfrentamientos policiales, estos eran conocidos por los remoquetes de «El papito», «El Juancito» y «El Gochito». Su primo, «El Coya», también murió en un enfrentamiento con organismos policiales del estado.