Autoridades clausuran fiesta con 600 personas en sur de Brasil

0
214

SAO PAULO.- Agentes de inspección sanitaria clausuraron este domingo una fiesta en la que participaban al menos 600 personas, que violaron las disposiciones oficiales para frenar la expansión de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), en el municipio de Foz do Iguaçú, en el estado brasileño de Paraná (sur), informaron las autoridades locales.


De acuerdo con el reporte de las autoridades de Foz do Iguaçú, agentes sanitarios con apoyo de la policía local irrumpieron la madrugada de este domingo en una finca donde se desarrollaba la fiesta, al estar vigente en Paraná un toque de queda nocturno para evitar concentraciones de personas y reducir los contagios de la COVID-19.
“Hemos clausurado nueve lugares donde había fiestas durante la madrugada, pero el hecho más grave fue cuando en una finca había muchos autos estacionados y encontramos 600 personas”, mencionó el coordinador de fiscalización sanitaria de la alcaldía, André Guedes, por lo que el propietario del lugar será procesado por violar el toque de queda.
La prohibición a la circulación de personas en Paraná y en el vecino estado de Santa Catarina rige de las 23:00 hora local a las 05:00 del día siguiente, con el propósito de disminuir los contagios de la COVID-19.
Lo sucedido este domingo en Paraná se suma a la disputa judicial en la playa de Pipa, en el estado de Río Grande do Norte (noreste), donde un magistrado de segunda instancia autorizó la realización de un festival con motivo de las celebraciones de la temporada, entre el 27 de este mes y el 2 de enero de 2021.
De acuerdo con la autorización, quien asista al festival deberá presentar el resultado negativo al exámen para detectar la COVID-19, junto con los boletos de entrada.
En las ciudades brasileñas de importancia entre ellas Sao Paulo y Río de Janeiro, se han suspendido las celebraciones públicas de la temporada debido a la pandemia de la COVID-19.
Brasil es la segunda del mundo detrás de Estados Unidos en cantidad de muertos y la tercera en casos, luego de Estados Unidos e India. Xinhua