Bachaqueo destruye empleos formales

0
116

Caracas.- La escasez de productos básicos se mantiene en los rubros de la cesta venezolana, que aunado a un control de precios y a un incremento del comercio informal, se ha convertido en caldo de cultivo para que el sector buhoneril se haya trasladado al «bachaqueo», generándole ingresos superiores a las personas que se dedican a ello, comparado a si tuvieran un trabajo formal.

Este jueves, el ministro para la Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, aseguró que, según estudios del Instituto Nacional de Estadística (INE), el desempleo se redujo a 6,6 % en el mes de mayo de 2015, sin embargo esta cifra contempla a la economía informal –bachaqueo, arbitraje o buhonerismo– como fuentes de trabajo activas.

En este sentido, el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, comentó el pasado martes que «una parte de la población se dedica a eso (al arbitraje o revender) y ahí es donde conseguimos que más de 60 % de gente en la cola, hoy casi 70 %, está en la cola para revender. Es un revendedor».

León argumentó que las personas que hacen colas y revenden productos básicos hacen mejores ingresos que les permiten combatir mejor la inflación que los trabajadores formales, quienes no pueden indexar la inflación a su salario mensual.

«Nosotros lo que hemos demostrado es que el bachaquero invierte en 5 horas de cola 400 bolívares. No puede hacerlo a diario por algunas restricciones. Cuando lo hace, gasta 400 bolívares y vende el producto de esa compra en 6 mil bolívares. Si lo hace una vez por semana, obtiene 22 mil bolívares al mes. Pero si además, bachaqueas en familia tres veces a la semana y haces tres días a la semana, hacen 60 mil bolívares al mes, que es 10 veces el salario mínimo», declaró León en entrevista al canal Globovisión.

También reflejó que «si yo tuviera que escoger la actividad del año que marca la pauta en Venezuela: ésta sería el bachaqueo. No es solo la comida, son las medicinas, los repuestos, los carros, el dólar, la gasolina cuando la sacan a Colombia. Esto no es más que arbitraje».

SIN INCENTIVOS

El economista Luis Oliveros consideró que la situación económica del país, donde existe «una falta de transparencia brutal con respecto a las cifras económicas», y una «economía recesiva, y que estará en recesión el año que viene», se convierte en incentivos suficientes para que exista un deterioro del empleo formal, y a su vez, la población opte por la economía informal donde gana «dos o tres veces más» que con un salario mensual.

Con relación a la fuente de empleo formal, Oliveros destacó que «muchas empresas se han reducido porque la gente se va (para participar en el sector informal) porque la actividad informal ha crecido y eso se ve en la caída del PIB y la cantidad de empresas» a lo que agregó que la falta de políticas sociales efectivas también ha incidido.

Sin embargo, agregó que el hecho de que las personas conviertan esta actividad en su trabajo tiene consecuencias negativas, tanto para empresas como para el país, tales como «matar trabajos formales», donde a las empresas se les hace imposible encontrar personal para una actividad específica.