Baltimore bajo control pero Obama cuestiona a la policía

0
68

Baltimore.- La Guardia Nacional patrullaba este martes la ciudad de Baltimore, en el noreste de Estados Unidos, tras los violentos incidentes que según el presidente Barack Obama generan «preguntas preocupantes» sobre las relaciones entre la policía y las comunidades negras.

Miles de efectivos de la Guardia Nacional y refuerzos de la policía fueron desplegados en esta ciudad portuaria de la costa este, donde los incendios se extinguían lentamente y diversos negocios fueron enteramente saqueados por manifestantes durante las violentas protestas de la víspera.

Los disturbios que paralizaron a Baltimore comenzaron el lunes luego del funeral de Freddie Gray, un joven negro de 25 años que murió por severas lesiones en la columna vertebral ocho días después de haber sido detenido por la policía.

Obama dijo a la prensa este martes que «hemos visto demasiados casos de agentes teniendo contactos con personas, especialmente negros y casi siempre pobres, en formas que generan preguntas preocupantes».

La policía de Baltimore tendrá que hacer «una reflexión», dijo Obama, así como las comunidades que protagonizaron los disturbios. «Pienso que todos como país debemos hacer una reflexión. Esto no es nuevo. Ha sido así durante décadas».

LESIONES EN LA COLUMNA

Los abogados de la familia de Gray explicaron que la muerte del joven, después de permanecer en coma, fue provocada por graves lesiones tras ser arrestado.

Seis agentes de policía fueron suspendidos hasta el fin de las investigaciones, cuyas conclusiones serán presentadas el viernes a fiscales de Maryland.

La Policía de Baltimore confirmó que Gray solicitó auxilio después de su arresto, y admitió que debería haber recibido esa atención médica de forma rápida.

En un video grabado con un teléfono celular, se puede ver a Gray gritando de dolor cuando era arrastrado por varios agentes hacia una camioneta policial.

CIUDAD TOMADA

Un toque de queda fue impuesto en toda la ciudad desde las 22H00 locales hasta las 05H00 por un plazo de una semana. El gobernador de Maryland, Larry Hogan, visitó una barricada de la Guardia Nacional, donde dijo que las autoridades asegurarían no se repita lo del lunes en Baltimore.