Bariloche: la esquina de los “carritos chocones”

0
112

Atravesar la intersección «semaforizada» de Alta Vista Sur, avenida Paseo Caroní, donde está ubicada la parada de buses conocida popularmente como «Bariloche», es transitar con mucha precaución, buscando no formar parte de uno de los tantos accidentes registrados en ese lugar.

Sea de mañana, tarde o noche, los vecinos que habitan en las residencias cercanas a ese cruce, se han vuelto testigos de lo común que es escuchar el estruendo ocasionado por la colisión entre dos autos o situaciones similares.

Pero, ¿por qué ocurren estos accidentes con frecuencia? La respuesta parece estar a la vista de todos, el semáforo dañado. Para muestra un botón. Hace apenas dos días, un hombre impactó su vehículo contra otro al intentar ganarle la carrera al tiempo, sin considerar la falta de la señalización normativa, por ello ahora deberá pagar una buena suma de dinero para responder por el vehículo que perjudicó; agradeciendo porque en el hecho no hubo fallecidos que lamentar.

Alfredo Nava es un comerciante que por varios años se ha ganado la vida vendiendo frutas en este sector; desde su tarantín, ubicado «bajando la Bariloche», asegura que ha tenido que presenciar varios de estos hechos.

LLAMADO AL GOBIERNO

«Ya perdí la cuenta de cuántos accidentes han ocurrido después de las guarimbas», señaló Nava, recordando que a partir de esos hechos el semáforo permanece dañado.

El hombre dijo que el exceso de velocidad es una de las causas principales en estos accidentes, pues los vehículos que van en dirección hacia La Churuata (bajando), muchas veces no frenan, ignorando las normas de cruce prioritario, que sumado a la ausencia del semáforo ocasionan los choques.

«Los taxistas son los que más han protagonizado estos desmanes, andan a toda velocidad como si fueran a cobrar una herencia», expresó el informante.

Hizo un llamado a los entes gubernamentales para que arreglen de una vez por todas, no solo ese semáforo, sino los de toda la ciudad que no están en funcionamiento. «Hasta que no ocurra algo lamentable no van a tomar cartas en el asunto», sentenció Nava.