En un basurero encuentran cadáver de exconvicto

El hallazgo se reportó en la avenida Caracas, a escasos metros del Club Caronoco. Las investigaciones iniciaron a partir del levantamiento del cuerpo

0
421

Quienes se encontraron con la trágica escena fueron un grupo de trabajadores de CVG Ferrominera.

Empleados de la industria del hierro transitaban este miércoles en la mañana por la Avenida Caracas, adyacente al Club Caronoco de Puerto Ordaz y avistaron el cuerpo ensangrentado.

El hallazgo se reportó a los operadores del Servicio de Emergencias 1-7-1 a las 9:00 a.m. y estos, a su vez, dieron el parte a los oficiales del Centro de Coordinación Policial (CCP) Cachamay.

ENTRE ESCOMBROS

El cadáver de Rafael Antonio Hernández Aray yacía entre montones de basura, cuando los funcionarios de la Policía del estado Bolívar (PEB) arribaron al sitio.

Estaba en posición fetal y tenía tres orificios por el paso de proyectiles en el rostro, al menos eso refieren los uniformados que resguardaron el área hasta la llegada de los expertos del Eje de Investigaciones de Homicidios.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) indagan si los verdugos utilizaron el lugar como zona de liberación. Sospechan que el asesinato se consumó en horas de la madrugada.

Los pesquisas analizan el relato de familiares para inquirir en el entorno del fallecido; allí pudiera estar la clave para atrapar a los responsables.

De Vista Hermosa

Extraoficialmente se conoció que el caído estaba recién salido del Internado Judicial de Ciudad Bolívar, conocido como cárcel de Vista Hermosa, por el delito de homicidio calificado.

Aún así otra fuente revela que el 8 de noviembre de 2001, el Tribunal Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción del Estado Bolívar, extensión territorial Puerto Ordaz, lo condenó a seis años de prisión por posesión de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

Se espera que quienes conducen las pesquisas confirmen o desestimen la información.