Bernardo Piñango apuesta por la masificación del boxeo

0
144

El medallista olímpico relató que aunque esté retirado, trabaja para «sacar buenos deportistas»
La masificación del boxeo en los sectores populares permitió que los integrantes de la selección nacional se convirtieran en la generación de oro y tuvieran una destacada participación en el Campeonato Mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), realizado recientemente en La Guaira, destacó el ex campeón mundial, Bernardo Piñango.


El caraqueño, ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, felicitó a los jóvenes que participaron en la cartelera boxística del estado Vargas y enalteció que están viviendo uno de los mejores momentos de su vida, tal como lo hicieron los peleadores de antaño.
«Todos esos muchachos han salido como nosotros, de sectores populares, y se están convirtiendo en la generación de oro. Yo ya soy de la generación pasada, pero tuve mi época como la tienen ellos ahora, y aunque esté retirado del boxeo, continúo trabajando para sacar buenos deportistas», expresó el otrora campeón mundial en dos oportunidades (1986 y 1988).

MASIFICACIÓN DEL BOXEO
Para continuar masificando la práctica deportiva en Venezuela, Piñango sostiene que se debe profundizar los programas de Boxeo Olímpico de Calle, con el objetivo de integrar más jóvenes a este deporte, sacarlos de los vicios y brindarle a la selección nacional la oportunidad de seguir contando con púgiles de alto nivel.
«Hay que mantener lo que se está haciendo, integrar a más muchachos de las escuelas y de los barrios para masificar el boxeo. Yo estuve en la inauguración de un gimnasio múltiple, y sé que la construcción de más gimnasios así permitirá apoyar esa meta», indicó en referencia a las políticas sociales implementadas por el Gobierno Nacional.

APOYO AL DEPORTE
En apoyo a esas políticas sociales, ahora Piñango trabaja en el área deportiva de la dirección de prevención al delito del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, donde tiene la ardua labor de incorporar a más adolescentes a las prácticas deportivas; trabajo que hace con mucha entrega.
«Nos la pasamos buscando a los muchachos en el 23 de enero, en el Guarataro, en todos los barrios de Caracas. No le tenemos miedo a nada, lo que queremos es buscar buenos deportistas», expresó.

«NOS MANTENEMOS LUCHANDO»
Aunque ya no tenga la misma fuerza que en 1986, cuando venció al estadounidense Gaby Cañizales para alzarse con el título de peso gallo, Piñango tiene la firme convicción de continuar brindando su experiencia a la generación de relevo. «Nos mantenemos luchando igualito por el boxeo, por apoyar esto aunque ya no peleemos. Cada quien está poniendo un granito de arena para que esto salga bien y esto progrese», afirmó.