Biden se declara ganador después de una elección dividida y Trump se resiste a concederle la victoria

0
566

WASHINGTON.- El demócrata Joe Biden se declaró ganador de las elecciones presidenciales de Estados Unidos el sábado por la noche, días después del día final de las votaciones, con varios estados clave muy cerca de tener un número récord de sufragios por correo sin contar.


El presidente Donald Trump no ha admitido la derrota, pero prometió llevar a la corte lo que él cree que es una conducta electoral irregular, posición que genera más incertidumbre a un país ya exhausto y dividido.
Desde Wilmington, Delaware, Biden proclamó una victoria «clara» y «convincente» y prometió unidad tras la polarización. «Me postulé como demócrata, con orgullo. Ahora seré un presidente estadounidense. Trabajaré duro por aquellos que no votaron por mí, como por los que lo hicieron», dijo.
Trump señaló el sábado que no aceptaría la victoria de Biden y prometió presentar impugnaciones legales en los tribunales.
Biden habló después de que importantes medios de comunicación le dieran la victoria. El demócrata se impuso en Pensilvania, un estado clave con 20 votos electorales. Además, el exvicepresidente recuperó los estados de Wisconsin y Michigan, que suman juntos 26 votos electorales. Estos tres estados votaron por Trump en 2016.
Entre tanto, Florida y Ohio se decantaron por Trump, mientras la disputa por Georgia y Carolina del Norte continúa.
En la disputa por el Congreso, se espera que los demócratas conserven la mayoría en la Cámara, pero con un margen menor, y por ahora la lucha por el Senado mantiene 48 escaños para cada partido.
Hasta el sábado por la noche, Biden ha recibido casi 75 millones de votos en todo el país, mientras que Trump ha obtenido más de 70 millones, según Fox News. Ambos han batido el récord de voto popular establecido por Barack Obama en 2008.
El presidente del centro de ideas Council on Foreign Relations, Richard Haass, tuiteó que «la elección reveló que Estados Unidos es ahora un país pero dos naciones». «Nos hemos clasificado en comunidades y regiones con puntos de vista similares. Tendrán que coexistir; veremos si pueden trabajar juntas».
Por su parte, Trump aseguró en una declaración el sábado en la mañana que «esta elección está lejos de terminar», y agregó que a partir del lunes, «nuestra campaña comenzará los litigios de nuestros casos en los tribunales».
Su campaña ha iniciado demandas en varios estados clave como Pensilvania, Michigan y Georgia; y ha pedido un recuento en Wisconsin. También un funcionario en Georgia ha dicho que habrá un recuento en ese estado debido al pequeño margen final.
Partidarios del presidente se manifestaron en varios puntos del país, como Arizona, insistiendo que la elección no ha terminado. Trump ha sugerido que puede llevar el resultado electoral a la Corte Suprema donde los conservadores tienen una sólida mayoría de 6 contra 3, incluidos tres magistrados nominados por él.
En el año 2000 la Corte Suprema falló a favor del entonces candidato republicano George W. Bush, quien ganó 271 votos electorales, apenas un voto de más para alcanzar la mayoría, después de un recuento de sufragios en Florida.
Christopher Galdieri, profesor de ciencias políticas del estadounidense Saint Anselm College sostuvo a Xinhua que, a diferencia del caso de Florida en el 2000, «no hay dudas legales claras» este año.
Agregó que «la estrategia de Trump parece consistir en presentar muchas demandas». «Es una estrategia de largo plazo y soy escéptico de que les funcione», concluyó.
Además, otros expertos aseguran que las disputas electorales deben pasar primero por tribunales inferiores antes de llegar al Supremo.
Una ley federal establece un día límite en el que los estados deben presentar al ganador de las presidenciales para mantenerse al margen de las disputas legales. Este año esa fecha es el 8 de diciembre.
Los representantes del Colegio Electoral se reunirán seis días después, el 14 de diciembre, para proclamar formalmente al próximo presidente. El Congreso estadounidense sesionará el 6 de enero para contar los votos electorales y el 20 del mismo mes es la posesión del nuevo gobernante.Xinhua