En Bolívar celebraron 25 años del 4 de febrero de 1992

El líder político estatal y gobernador bolivariano, Francisco Rangel Gómez, señaló que la desigualdad social, la corrupción, el desgobierno, entre otros factores, fueron la principal motivación de lo que calificó como “la gesta emancipadora del siglo XX en el país”

0
660

El cuadrilátero histórico de Ciudad Bolívar, fue el escenario perfecto para que el pueblo bolivarense junto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) conmemoraran 25 años del “Día de la Dignidad de los Movimientos Populares” el 4 de febrero de 1992, fecha en la que Hugo Rafael Chávez Frías, liderara una rebelión cívico – militar que marcaría el inicio de profundos cambios políticos, sociales y económicos en Venezuela.

El acto fue presidido por el líder político estatal y gobernador bolivariano, Francisco Rangel Gómez y demás autoridades civiles y militares de la entidad. En esta especialísima fecha el orador de orden fue el Mayor Julio César Almeida, hombre patriota que acompañó al comandante eterno en esa gesta patriótica que hoy más que nunca cobra fuerza y vida para cada uno de los revolucionarios y revolucionarias.

Rangel Gómez expresó que “hoy es un día de celebración, de gloria por los vencedores del 4F, para los soldados, para la juventud militar quienes salieron a la calle tal día como hoy hace 25 años, después de una larga preparación, de largos tiempos de persecución para legarnos esto que hoy estamos viviendo los venezolanos: una democracia participativa y protagónica que es ejemplo en el mundo”.

El mandatario regional aseguró que si no hubiese sido por aquel 4 de febrero y por aquellos hombres heroicos y valientes, liderados por el comandante eterno Hugo Chávez y por una cantidad de comandantes, tenientes, mayores que salieron a la calle, los venezolanos no estuviesen viviendo 17 años de revolución inclusiva y patriota.

“El pueblo está construyendo que es lo que quiere, ya tiene una nueva constitución extraordinaria, ahora el pueblo es partícipe de todo lo que pasa en el país, donde los militares también son considerados ciudadanos. Desde el año 1999 los venezolanos hemos sido protagonistas de los más importantes cambios políticos, sociales y económicos, esas cosas solo pueden ser posibles en revolución”.

¡Por ahora y para siempre!

Entre tanto, el orador de orden del acto, mayor Julio César Almeida, quien en aquel momento, portando el uniforme militar y el grado de subteniente, también formó parte de aquellos hombres patriotas que acompañó al comandante Chávez el 4F, recordó que en 2017 se cumplen 200 años de la batalla de san Félix, hecho que permitió la batalla de Carabobo en donde se selló la independencia de Venezuela del yugo español, agregó que esos dos hechos tienen mucho que ver con la celebración de los 25 años del 4F y con Ciudad Bolívar, la capital histórica de Venezuela

Almeida rememoró los momentos vividos antes, durante y después de aquella histórica fecha, recordó los sentimientos encontrados que vivieron para aquella época cuando con mirada impotente veían que todos los principios bolivarianos que los formaron como militares, eran pisoteados por algunos de sus superiores a los cuales debían respeto, subordinación y lealtad.

Señaló que los hechos de 1992 los llevan más vivos que nunca y se sienten orgullosos de haber participado en esa gesta patriótica, lamentó que la derecha en lo que calificó como “disociación psicótica” pretendan demeritar la acción heroica de Hugo Chávez y el resto de militares que participó el 4F y que continúen su afán por llevar nuevamente a Venezuela a ser un país dominado por la oligarquía, por los grupos económicos y que el pueblo se haga a un lado nuevamente.

Autoridades

Durante el acto de conmemoración de los 25 años del 4F, también estuvieron presentes el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) Justo Noguera Pietri, el jefe de la Zona de Defensa Integral (ZODIBOLÍVAR) Gral. Jesús Matilla, el alcalde del municipio Heres, Sergio Hernández y el presidente del Consejo Legislativo del estado Bolívar (Cleb) Kamal Naim Naim.