Bolivia designa embajador en Estados Unidos

0
338

El gobierno provisorio de Bolivia designó este martes a un embajador en Estados Unidos tras 11 años de relaciones bilaterales puestas en la congeladora por el expresidente izquierdista Evo Morales, cuyo partido debe ahora ratificar el nombramiento en el Senado, donde tiene mayoría.

La cancillería boliviana tuiteó que la titular de esa cartera, Karen Longaric, “posesionó al nuevo Embajador Extraordinario con Representación Plenipotenciaria ante el Gobierno de Estados Unidos de América, Walter Oscar Serrate Cuellar”, un veterano diplomático que representó a su país ante la ONU.

Morales, que gobernó por casi 14 años, expulsó en 2008 al entonces embajador estadounidense Philip Goldberg acusándole de apoyar a un movimiento de derechas que supuestamente pretendía escindir Bolivia. Washington expulsó en reciprocidad al representante de La Paz. Luego el exgobernante boliviano echó también del país a la agencia antidrogas DEA y el organismo de cooperación Usaid.

La designación de Serrate debe ser aprobada ahora por el Senado, donde el partido de Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), tiene mayoría.

El excandidato presidencial Carlos Mesa, derrotado en las urnas por Morales en las fallidas elecciones de octubre y quien ahora respalda a la presidenta interina Jeanine Áñez, había postulado en su campaña la “reanudación plena” de los nexos diplomáticos con Washington.

Morales, quien renunció el 10 de noviembre en medio de denuncias de fraude electoral y se encuentra asilado en México, había privilegiado en cambio durante su gobierno relaciones con Irán, China, Rusia, Cuba y Venezuela.

Rápidamente reconocida por Washington como presidenta interina, la senadora derechista Áñez comenzó a rediseñar pronto la política exterior boliviana.

Su primera decisión en esa materia fue reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, siguiendo un paso dado por otra cincuentena de países, con Estados Unidos a la cabeza.

Además, el nuevo gobierno despidió a casi todos los embajadores que habían sido nombrados en el gobierno de Morales y sacó del país a los diplomáticos venezolanos que representaban al gobernante Nicolás Maduro. AGENCIAS