Bolsonaro asegura que Brasil no obligará a vacunarse contra Covid-19

0
204

RÍO DE JANEIRO.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que la vacuna contra la COVID-19 no será obligatoria en el país una vez esté en el mercado.


En una ceremonia en el Palacio Presidencial de Planalto para presentar un medicamento que ayuda en la lucha contra la COVID-19, Bolsonaro aseguró que el Gobierno decidió que el Ministerio de Salud no incluya la futura vacuna contra la COVID-19 como una de las obligatorias en el país.
“Hay una ley de 1975 que dice que le cabe al Ministerio de Salud el Programa Nacional de Inmunizaciones, e incluyen las posibles vacunas obligatorias. La vacuna contra la COVID-19, como le corresponde definir esta cuestión al Ministerio de Salud, no será obligatoria”, comentó.
El presidente brasileño recordó que cualquier vacuna necesita estar aprobada por la estatal Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y dijo que no lo hará “a las prisas” en el caso de la COVID-19.
Según Bolsonaro, no se puede obligar a una persona que ya fue infectada por la COVID-19 a tomar la vacua, porque supuestamente ya estaría inmunizada.
“El gobierno federal, por lo tanto, no obligará a nadie a tomar esta vacuna”, reiteró.
Las declaraciones de Bolsonaro son opuestas a las del gobernador de Sao Paulo, el estado más poblado del país, Joao doria, que dijo que plantea la obligatoriedad de la vacuna.
“En Sao Paulo la vacunación será obligatoria, excepto si el ciudadano tiene una orientación o atestado médico que no puede tomar esta vacuna. Adoptaremos medidas legales si hay alguna contrariedad en este sentido. No es posible en una pandemia vacunar a unos y no a los otros”, dijo Doria.
Para Bolsonaro, Doria está “llevando el terror ante la opinión pública. Se obligará a una persona a tomar esta vacuna, incluso, si vale 10 dólares y ¿la nuestra (gobierno federal) vale menos de 4?”, dijo el mandatario.
Precisamente este lunes la farmacéutica Unión Química de Brasil anunció que pretende llevar a la Anvisa los resultados de las pruebas clínicas realizadas con la vacuna rusa contra la COVID-19, para poder solicitar el registro en el país y con ello empezar la fabricación en la segunda mitad de noviembre.
“Tenemos el contrato para ser productores para Brasil y toda América Latina. Es evidente que, para que esto suceda, dependerá que la Anvisa autorice y valide todo el proceso y conceda el registro de la vacuna”, explicó el presidente de la farmacéutica, Fernando de Castro Marques.Xinhua