Bolsonaro revocó decretos que facilitaban la tenencia y el porte de armas

0
881

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, revocó este martes dos decretos que facilitaban la tenencia y el porte de armas, una de sus grandes promesas de campaña, y promulgó otros tres en su lugar, sin los puntos más polémicos criticados por la justicia y el Congreso.


Las medidas se publicaron en una edición especial del Diario Oficial de la Unión (DOU) un día antes de que la corte suprema discutiera la constitucionalidad de los decretos que autorizaban y extendían el porte de armas cargadas en espacios públicos para millones de brasileños.

Bolsonaro, que prometió armar a las personas “de bien” para combatir la criminalidad, firmó un decreto el 7 de mayo que facilitaba el porte de armas de fuego a categorías como camioneros, políticos, periodistas y residentes de áreas rurales.

También permitió el porte de fusiles a ciudadanos comunes y centuplicó la cantidad de municiones que se podrían comprar anualmente. Debido a las críticas, dos semanas después el presidente firmó un nuevo decreto modificando algunos puntos, aunque mantuvo aspectos polémicos.

A juicio de legisladores y analistas, muchas de esas modificaciones no podían realizarse por decreto. El Senado votó por su anulación la semana pasada y en la Cámara de Diputados se anticipaba otra derrota.

Los nuevos decretos publicados este martes dejan sin efecto los anteriores y reglamentan la ley sobre adquisición, registro, porte y comercialización de armas de fuego y municiones; uno de ellos trata por separado lo relacionado con las categorías de cazadores, coleccionadores y practicantes de tiro.

Bolsonaro también anunció en el DOU el envío al Congreso de un nuevo proyecto de ley para alterar la legislación vigente sobre armamento, lo que significaría un cambio de estrategia, obedeciendo a las críticas emitidas por los titulares de la Cámara de Diputados y del Senado.

“Conversamos en los últimos días diciendo que la mejor forma de encaminar [los cambios] era un buen acuerdo, que preservara aquello que es constitucional en el decreto. Lo que no cabe en el decreto, el gobierno debe encaminarlo por proyecto de ley”, dijo este martes el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

“Creo que el gobierno comprendió que es el mejor camino”, agregó.

“Los decretos eran inconstitucionales porque alteraban el estatuto de desarme vigente. Cambios de tal magnitud no sólo deben ser presentados en un proyecto de ley sino que tienen que ser objeto de un amplio debate en el Congreso y en la sociedad”, dijo el profesor de derecho penal Edson Knippel.

“Amplio debate” 
Los dos primeros textos firmados por Bolsonaro fueron criticados por legisladores, expertos y sectores de la sociedad que consideran que podrían incrementar la violencia en el país, que registró 65.602 asesinatos en 2017, según datos oficiales.

La cifra equivale a una tasa de 31,6 homicidios por cada 100.000 habitantes, tres veces superior al nivel considerado por la ONU como violencia endémica.

Knippel apunta que las propuestas de Bolsonaro no son garantía de una disminución de la violencia y “vienen a contramano en relación a lo que vemos en otros países occidentales que trabajan en la línea del desarme”.

Bolsonaro, cuyo mayor símbolo de la campaña electoral era imitar dos armas con sus manos, realizó una intensa campaña en las redes sociales en los últimos días e incluso llamó a los ciudadanos a presionar a senadores y diputados para que mantuviesen los polémicos decretos vigentes.

Se desconoce el contenido del proyecto de ley enviado al Congreso y si el presidente enviará más de un texto. AGENCIAS