Bote de aguas negras en la calle Ramírez genera malestar a los ciudadanos 

0
138

Cerca del lugar se venden alimentos por lo que temen se genere un problema de insalubridad 

Transeúntes frecuentes de la calle Ramírez del Centro San Félix exigen que se arreglen un bote de aguas negras que se encuentra al final de la calle, en la esquina que va hacia el Mercado Municipal.

Rosaura Martínez, trabajadora  de una de la tiendas de zapatos que queda ubicada en esa famosa calle del centro de San Félix, comentó que esa cloaca lleva varias semanas en el lugar y que hasta el momento ninguna autoridad se ha acercado al sitio para constatar el estado de la misma y buscar posibles soluciones.

Mencionó que solamente personas que laboran cerca de lugar colocaron “palos y un ring” encima del desbordamiento en forma de aviso para que ciudadanos y carros que transitan a diario por allí se den cuenta y eviten pasar cerca.

“El que pase por ahí puede observar el excremento flotando entre las aguas negras”, señaló.

Venta de alimentos 

Cerca del bote de aguas negra se encuentran algunas ventas de alimentos que a juicio de Martínez se contaminan por el hedor que produce la cloaca.

“Algunos comerciantes venden comida cerca y eso lo que puede traer son más enfermedades, una situación insalubre para toda la comunidad”, manifestó.

Rosaura exhortó a las autoridades gubernamentales a tomar en cuenta la situación y a usar los impuestos municipales en mejoras para la ciudad. Rosanny Mattey