Brasil debe basarse únicamente en criterios científicos para elegir vacunas contra Covid-19

0
213

RÍO DE JANEIRO.- Brasil debe dejar de lado cuestiones políticas y basarse únicamente en criterios científicos para elegir las vacunas contra la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) a ser suministradas a la población, según explicó a Xinhua el infectólogo Marco Aurelio Palazzi, de la Santa Casa de Sao Paulo.


Durante la última semana, el presidente Jair Bolsonaro y varios gobernadores discreparon públicamente sobre la vacuna que deberá ser adoptada por el país para inmunizar a la población, algo que causó una gran polémica en los medios de comunicación y en las redes sociales.
Igualmente, el presidente de la estatal Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa), Antonio Barra, afirmó que no aceptará presiones externas a favor o en contra de determinada vacuna contra la COVID-19.
Para Palazzi, poder suministrar las vacunas a la población una vez estén preparadas “es un tema de suma importancia ahora mismo. Creo que lo más importante y sensato ahora mismo es que pautemos las decisiones en la ciencia y los datos científicos. Las políticas de vacunación en Brasil siempre fueron pautadas con mucho éxito basadas en datos científicos y en evidencias científicas, independientemente de discusiones políticas”.
El infectólogo considera que “las políticas de vacunación contra la COVID-19, una vez tengamos finalizados los estudios de fase 3, deben ser delegadas a los especialistas, después de analizar los datos de cada una de las vacunas”.
“Creo que llevar para el campo político la discusión sobre la vacuna no nos lleva a nada y da margen a las famosas fake news, que tantos daños trae a la población y al área de salud. Soy partidario de cuanto más lejos de la política la discusión sobre la vacuna, mejor será el proceso de vacunación”, resaltó.
Otro aspecto resaltado es la negativa de algunas personas a colocarse la vacuna. Pese a la gravedad de la COVID-19, el presidente Jair Bolsonaro afirmó esta semana que la vacunación no será obligatoria.
“La población tiene que tener claro que las empresas que están realizando las pruebas con la vacuna son empresas de mucha seriedad, y estos estudios son pautados por principios éticos y científicos que permitirán que tengamos datos, y una vez que tengamos acceso a estos datos, podremos comprender mejor lo que esperar de estas vacunas”, dijo.
Continuó que “por el momento, estos datos no fueron compartidos con la comunidad científica, porque no terminaron, por lo que no tenemos una idea precisa del impacto que tendrán estas vacunas cuando sean implementadas”.
Palazzi dijo que “tenemos que dar el mensaje de dar tiempo a los estudios, dejamos que sigan para que podamos utilizar los datos de forma segura una vez terminen y que permitan implementar las políticas de forma exitosa”.
Sobre la situación de la pandemia en el país, alertó que pese al descenso de muertes y casos en las últimas semanas, hay el riesgo de que haya una nueva ola de casos si la población y las autoridades se relajan.
“De forma general, el país vive un escenario de reducción de casos y muertes, algo que ha sido relativamente consistente las últimas semanas. Es una situación más favorable pero no podemos bajar la guardia, es importante que sigamos con las medidas que se mostraron efectivas para combatir la pandemia en el país. Corremos el riesgo de sufrir una segunda ola como vemos en Europa”, explicó Palazzi.
Según el experto, “es importante que mantengamos las medidas que sabemos que son eficientes para mitigar y mantener la tasa de transmisión del virus bajo control, que es una conquista que logramos en Brasil. Para ello, tenemos que seguir con estas medidas”.
Con cerca de 157.000 fallecidos y casi 5,4 millones de casos de la COVID-19 en el país, Brasil viene reduciendo ambas curvas desde inicios de septiembre. Según los datos del consorcio de medios de prensa, durante la última semana la media de fallecidos diaria fue de 471, la más baja desde el 7 de mayo.
De todas formas, el infectólogo subrayó que “está claro que es un virus que sigue circulando y lo continuará haciendo, se convertirá endémico y es plausible que en nuestro país tengamos un retorno de la COVID-19”. Xinhua