Brasil mantendrá una alta tasa de infección de la Covid-19 hasta segundo semestre 2021

0
200

RÍO DE JANEIRO.- Brasil tendrá que convivir con una alta tasa de infección de la COVID-19 hasta el segundo semestre del año que viene, y la cifra de muertos tendría una caída en próximas semanas, según aseguró a Xinhua el epidemiólogo y científico brasileño Jones Albuquerque.


En una entrevista con Xinhua, Albuquerque, profesor de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) y de la Universidad Federal Rural de Pernambuco (UFRPE), afirmó que “si todo sigue como está ahora, que está en un momento razonable, no diría bueno pero sí razonable, apenas en junio o julio de 2021 podríamos tener una tendencia de caída de la curva de infecciones” de la COVID-19 en Brasil.
En el caso de los muertos, aseguró que”si todo sigue como está hoy, rápidamente podemos tener una caída y en dos o tres meses podemos tener un buen escenario, pero sobre la infección, está subiendo todavía, por esto tarda tanto en bajar”.
En el caso de América Latina, el investigador brasileño apuntó que “tiene el mismo problema que Brasil”, aunque resaltó que “si analizamos América Latina sin contar Brasil, los registros serían mejores en la región, porque Brasil es grande y testa poco, y los otros países testan más per cápita que nosotros, y tienen una visión mejor de la realidad”.
Albuquerque, el también investigador del Laboratorio de Inmunopatología Keizo Azami (LIKA) y del Instituto Para la Reducción de Riesgo y Desastres de Pernambuco (IRRD), consideró que la flexibilización de las medidas de aislamiento y distanciamiento provocaron que tanto la curva de casos como la de óbitos de la pandemia en Brasil siguen altas.
“Lo que estimamos es que vino una ola muy fuerte en Brasil, que entró por las capitales, afectó a las personas y muchas de ellas realmente se aislaron, distanciaron. Lo que sucede es que con la flexibilización, estas personas están siendo afectadas ahora porque algunas son más susceptibles, como los obesos…estamos descubriendo esto ahora. Algunas de estas personas quedaron aisladas y ahora con el intento de volver a la vida cotidiana, los óbitos están subiendo”, dijo.
“Lo que necesitamos hacer es mantener unos niveles de distanciamiento social altos, con máscaras, evitar aglomeraciones”, aunque alertó que “tenemos varias ciudades nuestras que se basan en un comercio con aglomeraciones”, lo que dificulta poder hacer el distanciamiento correctamente.
Sobre el combate a la COVID-19 en Sudamérica, el especialista brasileño afirmó que “algunos de nuestros vecinos nos dieron lecciones. Paraguay nos dio una lección perfecta, bloqueando la frontera con Brasil, una misión perfecta, y Uruguay también, con la cantidad de tests y acciones. Son buenos ejemplos que literalmente Brasil debería copiar”, enfatizó.
Albuquerque también se refirió al regreso de la actividad educativa presencial, y consideró que “de ninguna manera es hora de regresar a las clases presenciales”.
“Las escuelas como eran no pueden seguir, tendremos que recrear nuestras escuelas, repensar los ambientes escolares. De la forma como eran, es imposible regresar a las clases presenciales con esta incógnita de la enfermedad”, dijo el profesor universitario.
En este sentido, destacó que “conocemos poco la enfermedad, y lo que sabemos es que las aglomeraciones son terribles en la COVID-19, esto es un hecho. Parece que los niños tienen una carga viral mayor, todavía no sabemos los efectos de la enfermedad en los niños, porque las escuelas fueron las primeras en ser bloqueadas en todo el mundo cuando empezó la pandemia, al paralizarse todas por ser el gran centro de circulación de personas”.Xinhua