Brasil, Perú y México concentran 1.451.323 casos de COVID-19 y 77.008 muertos en América Latina

0
248

MÉXICO.- La pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) se expande con rapidez en América Latina y la coloca como una de las regiones donde se concentra el mayor número de casos positivos y muertes, concentrando sólo Brasil, Perú y México 1.451.323 enfermos y 77.008 muertos.


Brasil superó el millón de enfermos por el virus en menos de cuatro meses de la presencia de la pandemia en América Latina, y la cifra de fallecidos alcanzó los 48.954, con la inclusión de 1.206 nuevos muertos a la lista, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud.
El boletín informa que la cifra récord de 54.771 enfermos diarios se sumó a las estadísticas en las últimas 24 horas en Brasil, con lo cual la cifra de casos positivos llegó a 1.032.913.
El estado de Sao Paulo continúa siendo el foco de mayor concentración de decesos e infectados: se reportaron 386 muertes en las últimas 24 horas, sumando 12.232 fallecidos en toda la pandemia, mientras que los infectados son 211.658.
En México, cuya capital dio revés a la reapertura de negocios que tenía contemplada para la siguiente semana ante el incremento de contagios, reportó este viernes un acumulado de 170.485 casos y 20.394 fallecimientos, con una letalidad del virus de 11,96 por ciento.
«La ciudad permanece para la próxima semana en semáforo rojo en transición al anaranjado», dijo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.
En tanto, Perú superó a España y se ubicó en el sexto lugar de países con más números de casos a nivel global, al sumar a la fecha 247.925 enfermos, con 7.660 muertos, sólo por detrás de Estados Unidos, Brasil, Rusia, India y Reino Unido.
De acuerdo con el reporte diario del Ministerio de Salud, de los 247.925 casos registrados hasta el momento, 10.445 se encuentran hospitalizados, 1.126 de ellos en unidades de cuidados intensivos con ventilación mecánica.
La cartera agregó que «135.520 personas cumplieron su periodo de aislamiento domiciliario o fueron dados de alta de un establecimiento de salud».
Por su parte, Chile, con 231.393 contagios y 4.093 decesos, se encuentra bajo estado de excepción constitucional y toque de queda nocturno, normativa que es resguardada por policías y militares repartidos por las calles.
También se mantienen cerradas las fronteras, suspendidas las clases y se ha paralizado el comercio no esencial.
Chile enfrentó un aumento exponencial de los casos de la COVID-19 en mayo, mes en el cual se registró la mayor cantidad de nuevos contagios y muertes desde que comenzó la pandemia.
En Ecuador, con 49.731 infectados y 4.156 defunciones, desde este viernes se exige a todos los pasajeros que viajen en vuelos domésticos contar como requisito con una prueba de la COVID-19 con resultado negativo realizada dentro de las 72 horas previas al viaje para contener la pandemia.
Según las estadísticas oficiales, la provincia de Guayas (suroeste), epicentro del virus en el país, registra una tendencia decreciente en la curva de contagios y decesos con relación a semanas anteriores, por lo que autoridades pensaría en relajar aún más las restricciones vigentes.
En contraste, la provincia de Pichincha (centro norte), cuya capital es Quito, la ciudad más poblada del país, sigue registrando un incremento paulatino de casos de contagios del virus y hasta la fecha reporta 5.765 casos positivos y 430 decesos.
En Argentina, con 39.570 casos, de los cuales 979 fallecieron, el presidente Alberto Fernández afirmó que el país reactivará la economía tras la pandemia con un plan de obras públicas y créditos al sector privado.
Durante una entrevista con la Radio Nacional, Fernández dijo que «gran parte de los incentivos van a estar dados por la obra pública. Lo que estamos buscando es reactivar la obra pública y la construcción de viviendas, algo que ya empezamos».
«La obra pública es un eje central de la recuperación, pero eso no significa que vamos a depender solo de lo que el Estado haga. Estamos preparando programas para incentivar la inversión privada a través de créditos blandos», precisó.
En Venezuela, el canciller Jorge Arreaza destacó el esfuerzo de la Organización de las Naciones Unidas y diversos países en la logística de entrega de la ayuda humanitaria para enfrentar la pandemia, en medio del bloqueo por parte de Estados Unidos.
«Venezuela, como otros países que son agredidos, necesita del multilateralismo, necesita que Naciones Unidas pueda dar respuesta en momentos en los cuales los ataques, las agresiones, las sanciones han aumentado», acotó el funcionario al recibir unas 94 toneladas de ayuda humanitaria proveniente de Suiza.
El tercer envío está compuesto de medicinas, trajes de bioseguridad, tabletas potabilizadoras, tanques de agua y demás insumos que serán distribuidos en los centros hospitalarios y comunidades.
En Costa Rica, con 2.058 casos y 12 muertos, ante el incremento en la cantidad de casos, las autoridades decretaron «alerta naranja» en ocho cantones del país, lo que significa que estas localidades tienen restricciones especiales.
De acuerdo con el ministro de Salud, Daniel Salas, en 40 cantones del país se han registrado incrementos significativos en la cantidad de casos en los últimos días, lo que lleva a la suspensión de las medidas de apertura anunciadas para la próxima semana.
«Este no es un número como para decir ‘no, aquí no pasa nada y podemos seguir con el calendario de reapertura'», dijo Salas.
Finalmente, en República Dominicana las autoridades reportaron un acumulado de 25.608 casos y 647 muertes, mientras que en Cuba hay 2.305 enfermos y 85 decesos.Xinhua