Brasil vive situación “muy preocupante” con COVID-19 tras superar las 100.000 muertes, dice epidemiólogo

0
330

RIO DE JANEIRO.- Brasil se encuentra en una situación “muy preocupante” respecto a la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), tras superar hoy las 100.000 muertes causadas por el virus y tener un ritmo de transmisión todavía muy alto, dijo el epidemiólogo Ricardo Kuchenbecker.


“La situación que vivimos en Brasil es muy preocupante. Aunque haya una disminución de casos y muertes en el norte y el noreste, se produce en un nivel muy elevado, y ello significa que las personas no pueden dejar de adoptar las medidas como usar máscara, el aislamiento social, no salir si no es necesario, lavar las manos constantemente (…) Estas medidas son fundamentales porque probablemente tendremos que convivir con el virus durante mucho tiempo”, afirmó Kuchenbecker en entrevista con Xinhua.
El epidemiólogo explicó que “en un país de dimensiones continentales como Brasil, no tenemos verdaderamente una curva epidémica nacional, tenemos la suma de las curvas epidémicas regionales, completamente distintas entre sí. Las fases de la epidemia en el norte y el noreste son completamente diferentes que en el sureste y principalmente, en el sur y centro-oeste”.
El especialista resaltó la necesidad de que toda la población mantenga las medidas de protección, como el uso de mascarillas y el aislamiento, “incluso en la región sureste, donde hay una estabilización, aunque también se da en un nivel muy elevado de casos y muertes, por lo que las personas tienen que seguir protegiéndose”.
Profesor de Epidemiología en la Universidad Federal de Río Grande do Sul, Kuchenbecker recordó que “en el sur y centro-oeste de Brasil hay claramente una situación de aumento de la pandemia. En los dos estados más sureños, Río Grande do Sul y Santa Catarina, hubo un aumento del 300 por ciento en los últimos tres meses, con una interiorización muy fuerte de la epidemia”.
Es por ello que subrayó que “en estas regiones es fundamental que las personas usen la mascarilla, mantengan el distanciamiento de dos metros y respeten las medidas de prevención, porque con ellas se disminuye la transmisión del virus, como se ha comprobado, y disminuye el número de infectados”.
“Es muy importante que en los estados y los municipios, así como en las macro regiones, los liderazgos locales mantengan la población informada, desde el punto de vista de las medidas y la necesidad de aislamiento y distanciamiento social”, destacó.
Kuchenbecker criticó la reapertura de la economía que se hizo en muchos estados del país, en su opinión, de forma “precipitada”.
“Observamos que en muchos estados hay o hubo una liberación del comercio coincidiendo con una curva en ascensión, y esto es muy preocupante desde el punto de vista de riesgo, de que podamos tener una curva todavía más ascendente, sea de los casos, de los ingresados en hospitales o de las muertes”, alertó.
También lamentó los incidentes registrados en el país por personas que se niegan a usar la mascarilla en la calle o en los lugares públicos.
“El uso de la mascarilla es fundamental, porque no sabemos todavía hasta cuando tendremos las curvas ascendentes y porque las estabilizaciones que se registran son en niveles muy elevados de infecciones nuevas diarias. La mascarilla, de la que inicialmente teníamos dudas de su eficacia, sirve no sólo para proteger un individuo, y para hacer lo que llamamos el control de la fuente, es decir, para aquellos individuos que están circulando sin saber que están infectados por la COVID-19 al no tener todavía síntomas”, comentó. Xinhua