Buscan a sospechoso del atentado en Tailandia

0
97

El ataque se produjo el lunes por la tarde, en hora punta, en el concurrido santuario al aire libre de Erawan, en el céntrico distrito de Chidlom.

Las autoridades tailandesas creen que el blanco del atentado eran los extranjeros, y que los autores querían «dañar el turismo», uno de los pocos sectores de la economía tailandesa que avanza positivamente.

En total, entre los 20 muertos figuran 11 extranjeros: cuatro malasios, tres chinos, dos hongkoneses, un singapurense, y un indonesio, según la policía. Asimismo, seis tailandeses fallecieron y tres cuerpos siguen sin ser identificados.

«Este es el peor ataque» cometido en Tailandia, declaró ante la prensa Prayut Chan-O-Cha, jefe de la junta militar y primer ministro desde el golpe de Estado de mayo de 2014, en referencia al atentado del lunes.

Según él, se identificó a un sospechoso gracias a las numerosas cámaras de seguridad diseminadas en la capital.

La policía hizo circular imágenes que muestran a un hombre joven, vestido con una camiseta amarilla y con una mochila en la espalda, que estaba cerca del templo poco antes de la explosión. En otras imágenes posteriores, el hombre ya no lleva su mochila.

«Está claro, es el autor del ataque», señaló a la cadena local Canal 3 el portavoz de la policía, Prawut Thavorn, quien agregó que las autoridades buscan además al conductor de la moto-taxi que condujo al sospechoso.

NUEVA EXPLOSIÓN SIN VÍCTIMAS

El martes, a inicios de la tarde, otra zona turística de la capital, cercana al río, fue a su vez blanco de un ataque. Un pequeño artefacto explosivo, lanzado contra transeúntes cerca de una estación de metro aéreo, estalló sin dejar víctimas.