¡Cada semana el huevo se pone más caro!

0
146

«Descontento e impotencia», es lo que sienten los padres y madres de familia a la hora de adquirir los diferentes productos de la canasta básica alimentaria. Aunque para nadie es un secreto que en los últimos meses, «la escasez y sobreprecio» de los insumos se ha encargado de golpear fuertemente el bolsillo de los ciudadanos, usuarios manifestaron que todo el incremento repentino se debe a la «malversación y derroche de dinero» por parte del estado venezolano.


Anteriormente varias familias guayanesas solían comprar varios cartones de huevos y preparar nutritivos alimentos para todos sus integrantes. Los famosos pericos, pastel de atún, tortillas y postres, eran algunos de los productos realizados «con amor» que yacían en las diferentes mesas.

Hoy en día, esta tradición se ha convertido en un verdadero caos debido a la dificultad que presentan los distribuidores para poder adquirir la mercancía a un precio cómodo y poder ser mercantilizado en el mercado. Según expertos en la materia, el principal producto avícola viene presentando fallas desde hace ocho meses atrás, siendo una de las razones por la cual no para de aumentar.

Lorena Ortiz, vendedora con más de ocho años de experiencia en un reconocido mercado de la ciudad, declaró que la principal empresa que se encarga de surtir la mercancía en la región, no tiene capacidad para abastecer a los vendedores. «A raíz de esta situación, varios comerciantes hemos tomado la iniciativa de comprar en cantidad para mantener un solo costo y no vernos afectados en ambas partes», declaró Iris Fuentes, vendedora.

AUMENTO DE PRECIO
Comerciantes afirmaron que los cambios progresivos en el control y expendio del producto se han venido acentuando en comparación con años anteriores. De acuerdo a lo expresado por Liliana González, distribuidora en los diferentes negocios de Puerto Ordaz y San Félix, la disminución de la mercancía, ha conllevado a que los comerciantes «acaparen» el producto porque cada día su precio es más elevado.

 

Anteriormente una caja de huevos que contenía diez unidades era vendido en 3 mil bolívares. Hoy en día, cuesta de 8 mil en adelante. Por esta razón, vendedores secundarios afirmaron que la caída del mismo ha venido desmejorando en un 80 por ciento, porque los clientes al notar el cambio de precio, deciden marcharse o buscar la economía en otro lugar.

«Ahorita no hay promoción. Todos los clientes saben la situación que actualmente enfrenta el país, sin embargo, no nos podemos quedar de brazos cruzados», dijo Lorena Ortiz, otra vendedora.

PRECIOS POR LAS NUBES
Clientes que semanalmente adquieren los huevos relataron que la subida del costo se debe a la inflación y al desequilibrio monetario de la nación, mientras que otros afirman que un cambio de los miembros que conforman el gabinete ministerial significaría la salida del «hundimiento».

Comprar siete cartones de huevo representaría el ingreso generado durante un mes de trabajo por una persona, sin contar los otros productos que están desaparecidos de los anaqueles. «Hay gente que nos chilla. Nos dice que nos vamos a ser ricos por vender caro los productos. Lo que no saben ellos (clientes), es que nuestras facturas vienen aumentadas semanalmente».

PÉRDIDAS MONETARIAS
Comerciantes destacaron que en los últimos meses, han presentado pérdidas de hasta un 30% porque los compradores prefieren invertir en otros productos. «Un kilo de queso cuesta 850 bolívares; mientras que una mortadela cuesta alrededor de los 500 bolívares». Por esta razón exigen una visita de la comisión de Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde) con el objetivo de frenar el flagelo que atenta contra la necesidad de la población.