Cadáver de Los Corales era de un joven de 16 años

0
140

La noche del domingo los moradores del sector Los Corales, en la avenida Atlántico, encontraron un cadáver en una zona boscosa aledaña; el cuerpo estaba parcialmente calcinado y presentaba signos de tortura. En el tobillo izquierdo tenía una cuerda amarrada y en el otro una sábana. Además, el occiso estaba completamente desnudo.
Los vecinos presumen que los verdugos, luego de quitarle la vida, lo arrastraron hasta el matorral. El infortunado tenía una herida abierta en el abdomen por la que dejaba expuestas sus vísceras, también en la pierna derecha presentaba otra herida profunda y en algunas partes de su cuerpo había rastros de mordeduras de animales.

SE ENTERARON POR LA PRENSA

Cruz Julián Caraballo identificó a su hijo, Elián José Caraballo Ramírez, de 16 años, el lunes en horas de la mañana; el hombre señaló que vio el periódico y leyó la noticia sobre el hallazgo de un cadáver. A pesar de que la nota afirmaba que posiblemente se trataba de un hombre de 30 años, él se dirigió a la morgue del Cementerio de Chirica para constatar sus sospechas, cuando vio el cuerpo inmediatamente identificó a su «muchacho» por una cicatriz que tenía en la espalda.

Cruz explicó que Elián salió el viernes de su residencia ubicada en la avenida Principal de Core 8, aproximadamente a las cinco de la tarde, con el propósito de visitar a su novia que reside en el sector Brisas del Río, en la misma zona.

Desde ese día el adolescente no regresó a casa y comenzaron a preocuparse, pues Elián no acostumbraba dormir en la calle. La novia les dijo a los familiares que Elián se despidió de ella a las ocho de la noche y que de ahí partió rumbo a su domicilio.

Consternado, el padre comentó que su hijo estudió hasta hace poco en la Escuela Técnica Andrés Bello, en Unare II, de la que fue retirado, e indicó que la próxima semana el joven comenzaría un curso en San Félix. Elián era el segundo de siete hermanos.

Los dolientes indicaron que en Core 8 operan varias bandas que mantienen azotada a toda la comunidad. «Si uno no les cae bien se mete en problemas y desde allí la agarran con uno», acotaron. Por lo que hacen un llamado a los cuerpos policiales, para que se aboquen a realizar el patrullaje correspondiente.

SIN RESPUESTA

Los parientes con dolor resaltaron que en reiteradas oportunidades llamaron al servicio de emergencia 1-7-1, con el objetivo de establecer una comunicación con las autoridades policiales a fin de dar con el paradero de Elián. Sin embargo no recibieron una respuesta efectiva.