CAJAS DE AHORRO EN GUAYANA

0
1028

I.

Es materia de preocupación que no exista en la región Guayana, una movilización de la Clase Trabajadora por activar las Cajas de Ahorro como táctica para enfrentar la guerra económica que sufrimos en Venezuela.

Si bien es cierto que todas las convenciones colectivas de las empresas básicas contemplan aportes por concepto de Caja de Ahorro, también es cierto que tales instituciones no existen, en el sentido estricto de la Ley correspondiente.

Esto es un gran problema en Guayana, con mas de 50 mil trabajadores en las empresas e instituciones públicas, porque independientemente que las empresas, seguro que de muy buena fe, hayan creado “un tinglado” administrativo para manejar estos recursos económicos, la clase trabajadora no tiene poder de decisión sobre el manejo de esta gran masa de dinero.

Abordar y normalizar esta situación depende de la Conciencia de Poder de la Clase Trabajadora para asumir con autonomía las operaciones financieras de sus ahorros a favor de los intereses colectivos.

Debe quedar claro que la Caja de Ahorro no es un asunto sindical sino otro espacio de organización muy bien definido en la legislación venezolana, pero que hoy sigue baldío.

II.

Tenemos todo a favor de la Clase Trabajadora para activar las Cajas de Ahorro.

Las Cajas de Ahorro, de acuerdo a la Constitución de República Bolivariana de Venezuela (1.999) son “medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía” en el ámbito social y económico.

La Ley Cajas de Ahorro, Fondos de Ahorro y Asociaciones de Ahorro similares (G.O 39.553 del 16-11-2.010), en su artículo Nº 3 define a las Cajas de Ahorro como “las asociaciones civiles sin fines de lucro, creadas, promovidas y dirigidas por sus asociados, destinadas a fomentar el ahorro, quienes reciben, administran e invierten, los aportes acordados”.

Esa misma Ley en su articulo N° 5 establece que una Caja de Ahorros se puede constituir con un mínimo de 20 veinte personas interesadas, quienes se tendrán como fundadores.

La potencialidad de las Cajas de Ahorro,se aprecia en el artículo 44 de la referida Ley, que entre sus numerales podemos resaltar:

1.- Conceder a sus asociados préstamos con garantía hipotecaria y préstamos con reserva de dominio. (…) 3.- Realizar proyectos de vivienda y hábitat de carácter social. (…) 5.- Realizar alianzas estratégicas en las áreas de salud, alimentación, vivienda, educación y recreación. (…) 6.- Adquirir bienes muebles, así como los equipos para su funcionamiento. 7.- Adquirir bienes inmuebles. 8.- Efectuar inversiones en seguridad social cónsonas con el sistema establecido por el Estado, en salud, prestaciones de previsión social de enfermedades, accidentes, discapacidad, necesidades especiales y muerte, vivienda y hábitat, recreación y cualquier otra prestación derivada que sea objeto de previsión social. 9.- Adquirir o invertir en títulos valores, emitidos y garantizados por la República Bolivariana de Venezuela, por el Banco Central de Venezuela o por los entes regidos por la Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras. 10.- Adquirir bonos y otros instrumentos de inversión, emitidos por la República Bolivariana de Venezuela y el Banco Central de Venezuela, en las que disfruten de preferencia en la adquisición, plazo exclusivo para adquirir dichos títulos a partir de la fecha de emisión de los mismos. (…)16.- Celebrar convenios con el Banco Central de Venezuela, para que ejecute pagos de los entes integrados en el sistema de tesorería, por concepto de los aportes del empleador del gobierno nacional, estados, municipios, institutos autónomos, empresas oficiales y los organismos, en las condiciones y términos que se convengan”.

III.

Pasos para activar una Caja de Ahorros:

– Crear una Comisión Promotora.

– Solicitar asesoría a la Superintendencia de Cajas de Ahorros, (SUDECA).

– Realizar la Asamblea Constitutiva, en el cual debe aprobarse el Acta Constitutiva y Estatutos sociales de la Caja de Ahorros.

– Entrega formal de Acta constitutiva y estatutos a Sudeca, solicitando revisión y autorización para la protocolización.

Formalizar la Protocolización por ante el Registro Público e informar a Sudeca.

– Solicitar a Sudeca el Código del Registro como Caja de Ahorro y la autorización para su funcionamiento.

Solicitar ante el despacho de la máxima autoridad de la empresa, el primer descuento a sus asociados y asociadas, así como el aporte patronal correspondiente.

Alexis Adarfio Marín

aadarfio@hotmail.com