Cámara de la Construcción exige respeto a la convención colectiva

0
112

Un mes, aproximadamente, tardaron los trabajadores de la construcción para llegar a un acuerdo con el Ejecutivo nacional. Finalmente, les fue concedido un aumento de 30%. El vocero de la Federación de Trabajadores Bolivarianos de la Construcción, José Cegarra, explicó que el primer ajuste fue de 15% y que entró en vigencia el primero de febrero; el segundo, también de 15%, se hará el primero de mayo.
Según el presidente de la Cámara de la Construcción del estado Bolívar (CCEB), Oscar Gómez, a principios de año la Federación de la Construcción solicitó ante la Cámara Venezolana de la Construcción un aumento del 50% en los salarios básicos del tabulador del sector, divididos en 30% a partir del primero de mayo y 20% al finalizar la discusión de la convención colectiva, estimada para finales de 2015.
Relató el dirigente gremial que el 30% fue aceptado y que el resto sería evaluado. Sin embargo, en el estado Bolívar los sindicatos de la construcción «presionaron» a una grupo de empresas, «que realizan importantes construcciones residenciales y comerciales», para que aumentaran el 50% «de manera inmediata».
Los sindicalistas alegaron que «la disminución del poder adquisitivo y la inflación» no les permitía trabajar por las cifras que se manejaban en ese momento, por lo que lograron un acuerdo «particular y privado», afirmó Gómez, con las empresas Grandes Inversiones, Inversiones Las Palmeras, Inversiones MJF y Construcciones y Proyectos Mascia, que, por cierto, no están afiliadas a la Cámara.
Estas firmas tomaron la iniciativa de realizar acuerdos particulares fuera de lo establecido en la convención colectiva para cumplir con las solicitudes de los sindicatos, pero ignoraron las leyes por las que deben guiarse. Además «sus acuerdos» no deben incluir a las demás empresas que no fueron consultadas.
En vista de lo ocurrido, «los sindicalistas han buscado la manera de obligar al resto de las empresas a cumplir con este acuerdo», hecho que Gómez y sus similares catalogan como «ilegal». «Nosotros nos regimos por lo establecido en la convención colectiva de la industria de la construcción que se mantendrá vigente hasta el 18 de octubre de este año», dijo.
Por otro lado, el vocero gremial destacó que la CCEB «respeta los acuerdos privados entre sindicatos y cualquier empresa», pero recordó que los mismos no deben ser vinculantes al resto de las compañías. «Estamos totalmente de acuerdo con la homologación realizada por el Ministerio del Trabajo».
Una vez anunciado el aumento, por parte de la autoridad nacional, las empresas públicas y privadas que hacen vida en el sector construcción y que realizan trabajos similares deberán acatar la norma y ajustar sus tarifas, pero también evitar que «diversos sindicatos quieran imponer la minuta establecida con las cuatro empresas mencionadas».

UNA PETICIÓN
El presidente de la Cámara de la Construcción del estado Bolívar, Oscar Gómez, solicita al gobierno regional y nacional «un mayor esfuerzo» para poder suplir el mercado de los diferentes insumos de la construcción y culminar las obras iniciadas, ya que esto permitirá cumplir con los tiempos establecidos de entrega. De no ser así, los ajustes salariales que se hagan para el sector repercutirán de manera significativa en la utilidad de los empresarios, así como en quienes pagan por la compra de bienes e inmuebles.