Candidatos presidenciales de Perú llaman a respetar la voluntad popular

0
1400

Este domingo, día en que se está llevando a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, los dos candidatos instaron a los peruanos a participar masiva y pacíficamente en los comicios.

El aspirante izquierdista, Pedro Castillo, llamó este domingo a la “tranquilidad” en su chacra de Cajamarca, mientras los peruanos votaban en un balotaje presidencial cuyo resultado es imprevisible.

“Llamo a la tranquilidad del pueblo peruano”, dijo a los periodistas en una pausa este maestro de escuela, provisto de mascarilla y vestido con casaca marrón y sombrero blanco de copa alta, típico de los campesinos de la norteña región de Cajamarca.
“Estoy seguro de que esta fiesta va a ser totalmente democrática. Vamos a ser respetuosos en cuanto haya algún informe oficial” del escrutinio del balotaje, afirmó el candidato de 51 años.

Castillo encabezó a primera hora un desayuno familiar en el patio interior techado de su casa en el caserío de Chugur, mientras caía una fina llovizna.

“Primer presidente pobre” 

Pedro Castillo fue criado en el cercano caserío de Puña, donde trabajó en el campo con sus padres, tiene una chacra de una hectárea en la que cultiva maíz, camote y hortalizas, y cría gallinas y algunas vacas. Si gana Castillo, “sería el primer presidente pobre del Perú”, dijo el analista Hugo Otero.

En Chugur viven unas 150 personas en rústicas viviendas, con techos de calamina. Al caserío se llega a través de un sinuoso camino en medio de cerros cubiertos por bosques de eucaliptos y campos de maíz.

Keiko Fujimori respetará resultados 

“Desde ahora puedo decir que sea cual sea el resultado, respetaré la voluntad popular como debe ser”, dijo la candidata a la presidencia de Perú, Keiko Fujimori durante un desayuno familiar sobre las faldas de un cerro en una pobre barriada del distrito de San Juan de Lurigancho, al este de Lima.

Fujimori exhortó a los peruanos a seguir el camino de la unidad y reconciliación, tal como ocurrió en su familia, que tras años de peleas internas hoy se mostró unida a su hermano menor Kenji Fujimori.
“Unidad y reconciliación es lo que necesita este país. A partir del 6 de junio tenemos que trabajar en la unidad de todos los peruanos”, añadió mientras compartía el desayuno en una improvisada mesa rectangular con sus dos hijas adolescentes, su marido, dos de sus hermanos y una cuñada.

Fujimori nunca reconoció su derrota en el balotaje de 2016 que perdió por menos de 50.000 contra el derechista Pedro Pablo Kuzcysnki. Esa actitud, admitió hace pocas semanas, fue un error porque debilitó la democracia peruana y abrió una crisis que ha perdurado por cinco años. AGENCIAS/ GLOBOVISION