Capturado

0
147

Desde hace mucho tiempo el robo de vehículos ha calado entre los delitos más perpetrados por los delincuentes de Ciudad Guayana. Por ello los dispositivos de seguridad ciudadana se han mantenido activos, el incremento de estos hechos delictivos ha supuesto la instalación puntos estratégicos de seguridad en la ciudad, comandos y alcabalas que ayuden a atrapar a los delincuentes que incurran en robo vehicular.

Según datos oficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Ciudad Guayana, y gracias a las denuncias formuladas por las víctimas, solo en nuestra ciudad se registran de 8 a 10 robos vehiculares por día, una cifra muy elevada tomando en cuenta el índice poblacional.

EL ROBO MÁS RECIENTE

Ayer el reloj marcaba las 11:45 p. m. y un trabajador de CVG Ferrominera Orinoco se disponía a salir de la sede ubicada en la avenida Caracas de Puerto Ordaz a bordo de una camioneta Ford Súper Duty, serial 991-052 perteneciente a FMO.

La oscuridad no dejaba ver más allá de los focos que alumbraban la avenida, por ello el trabajador no se percató que muy cerca del portón de la empresa se encontraban dos sujetos a bordo de una moto esperando para ejecutar su indigno plan. En solo cuestión de segundos el par de sujetos descendieron de la moto para someter al conductor con el único propósito de apoderarse de la camioneta.

Fue así como emprendieron huida hacia la avenida de Los Trabajadores. El trabajador alertó a las unidades policiales a través del Centro de Coordinación Policial (CCP) Unare, quienes activaron un punto de control en el elevado de Cambalache, calculando la trayectoria de los delincuentes.

UNO SE DIO A LA FUGA

Efectivos adscritos a la Policía del estado Bolívar (PEB) lograron avistar la camioneta cuando erra movilizada a toda velocidad por el lugar, originándose una persecución que terminó justo al frente del cementerio Jardines del Orinoco, sentido San Félix-Puerto Ordaz. Al dar la voz de alto, los dos sujetos salieron en veloz carrera, logrando escapar uno de ellos, quien se escabulló por el monte espeso que se encuentra en la adyacencia de la carretera.

El otro sujeto respondió al nombre de José Miguel Cedeño Rodríguez, alias «El Joselito», de 26 años, quien reside en la urbanización Villa Colombia de Puerto Ordaz. Al efectuarse el radiado por el Sistema de Información Policial (Sipol) este no indicó que el malhechor estuviese solicitado por otros delitos. De igual manera en el registro corporal le fue incautado un facsímil de arma de fuego estaba escondido bajo el pantalón. El delincuente fue puesto a la orden del Fiscal primero del Ministerio Público por este hecho.

De manera extraoficial se conoció que el otro involucrado es conocido por el remoquete de «El Pinky», el cual ya se encuentra plenamente identificado y era quien conducía el vehículo robado.

PRESIÓN A LOS ROBACARROS

El artículo 4 de la Ley Especial Sobre Hurto y Robo de Vehículos y Delitos Conexos, establece que «quien se apodere de un vehículo perteneciente a otra persona natural o jurídica con el propósito de obtener provecho para sí o para otro, sin el consentimiento de su dueño, será penado con prisión de 6 a 10 años». La norma prosigue en su apartado noveno, dictando que «quien por medio de violencia o amenazas de graves daños inminentes a personas o cosas, se apodere de un vehículo con el propósito de obtener provecho para sí o para otro, será penado con prisión de ocho (8) a dieciséis (16) años».

LA IMPORTANCIA DE DENUNCIAR

Gracias a las denuncias efectuadas por las víctimas de robo vehicular, los diferentes cuerpos policiales de Ciudad Guayana han podido recuperar la gran mayoría de los carros. Por ello desde el Cicpc instaron a la población a no callar ante ningún hecho delictivo que atente contra alguna propiedad o la vida misma.