Cara a Cara: Margarita López Mata y Julio Escalona

0
62

La provocación
Margarita López Maya
Desde fines de 2014, cuando las encuestas que miden la popularidad del Presidente y la aceptación de su gestión tocaron fondo, el oficialismo viene lanzando las más descabelladas estrategias para revertir esa situación.
Como no parece tener capacidad ninguna de autocrítica ni rectificación, se enterca en su guerra económica y apela a un nacionalismo ramplón con el aparente objetivo de provocar situaciones violentas o límites, internas o externas, que justifiquen suspender las elecciones parlamentarias de diciembre. Intrigas todas que cuentan con la subordinación de los poderes públicos, la disminuida pero aún disponible chequera petrolera.

El disparate
Julio Escalona
Ya la revista Semana de Bogotá calificó la decisión de acusar a Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI) como un «disparate».
Desde el punto de vista de mantener las posibilidades de diálogo bilateral entre los dos gobiernos, lo es, pero si lo que quieren es internacionalizar el conflicto, acelerar los procesos de desestabilización y derrocar al gobierno de Venezuela, no lo es.
Han llevado al extremo el contrabando, legalizándolo, la guerra contra el bolívar y la desestabilización de la economía venezolana hasta que el presidente Maduro reaccionó cerrando la frontera. Prefieren mantenerse aliados del gobierno de EEUU.