CARA A CARA: Mons. Mario Moronta y Henrique Capriles Radonsky

0
79

IGLESIA PIDIÓ NO SE USEN ARMAS

Los obispos pidieron a las autoridades que no empleen métodos o armamentos «contrarios a la legalidad» en alusión a la muerte del adolescente tachirense por un disparo presuntamente hecho por un policía ya detenido.


«Pedimos encarecidamente a las autoridades civiles, militares y policiales que no empleen ni métodos ni armamentos contrarios a la legalidad y a la dignidad de los seres humanos», dice un comunicado firmado por Mario Moronta, obispo de San Cristóbal.

El religioso recordó a los agentes de seguridad que es «su deber» mantener el orden, apegados a la ley y el respeto a los derechos humanos y señaló que «la protesta es un derecho ciudadano» que también debe realizarse en los parámetros de la legalidad y «ser pacífica».

ESTAMOS VIENDO RESULTADOS DE LA RESOLUCIÓN

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, rechazó la muerte del adolescente de 14 años en Táchira, y aseguró que las recientes muertes de jóvenes han sido consecuencia de la resolución 8610 del ministerio de la Defensa

«Me quiero referir al lamentable hecho que ocurrió en Táchira con un estudiante de sólo 14 años de edad. Este joven fue asesinado por otro joven de 23 años», dijo.
Aseguró que se están viendo «los resultados de una resolución del Ministerio de Defensa que autoriza armas de fuego en manifestaciones».

«¿Cómo el pueblo de Táchira no va a protestar si lo único que ha recibido de este gobierno es odio. Han destruido al Táchira en todos los sentidos, el pueblo tachirense es el que vive la peor situación de escasez», agregó.