Cardenal Urosa Savino invitó a luchar con fuerza por una Venezuela próspera y fraterna

0
621

El antiguo arzobispo de Caracas  y miembro activo de la iglesia católica, Cardenal Jorge Urosa Savino, entregó este jueves su salutación de Fin de Año, y expresó que “en las difíciles circunstancias de gravísima crisis política económica y social en Venezuela, con tantas penurias y sufrimientos, estamos llamados por Dios Nuestro Señor a amar a nuestros hermanos y a trabajar con fuerza por el bienestar de todos, y especialmente a defender los derechos humanos”.

“Amar a Dios nos exige ser solidarios con nuestros semejantes, y ayudarlos en cualquier circunstancia en que se encuentren. Movidos por el amor de Dios y con su ayuda, trabajemos, pues, con fuerza y esperanza en este nuevo año 2019 por un mundo mejor, y activamente promovamos la justicia y la paz”, manifestó.

En su mensaje a la población, invitó especialmente a los dirigentes de la sociedad, en los diversos sectores del país, en los gremios, sindicatos, universidades, academias, medios de comunicación social, en los movimientos sociales, en la Fuerza Armada Nacional, en los partidos y agrupaciones políticas, “a luchar con fuerza por una Venezuela próspera y fraterna, por implantar la libertad y la justicia, para superar las circunstancias difíciles y negativas en que nos encontramos”.

El prelado abogó ante la providencia por el bienestar y la paz de la comunidad católica para el próximo año 2019.   También destacó que las celebraciones navideñas son una manifestación de la inmensa bondad de Dios, además de recordarnos la grandeza de nosotros mismos, “creados a su imagen y semejanza”

“Sí hermanos: la Navidad es la presencia viva de Jesús (…) nuestro hermano amigo, y salvador, en  el camino la verdad y la vida”, subrayó.

Urosa Savino elevó un mensaje de alegría y esperanza: “A pesar de todos los problemas que nos aquejan podemos enfrentar el próximo año confiadamente, con serenidad, fortaleza, con la seguridad de que Dios está con nosotros”.

Recomendó que los venezolanos llenarse de esperanza “en medio de tantas dificultades de todo orden”. Explicó que la Navidad “nos recuerda la inmensa grandeza de cada uno de nosotros, personas creadas a imagen y semejanza de Dios, de su Hijo Jesús, llamados a vivir para siempre y a ser eternamente felices”. GV