Carlos Fernández: El gobierno debe dar prioridad en aquellos activos que no han sido resarcidos a sus dueños

0
244

El primer vicepresidente de Fedecámaras nacional, Carlos Fernández, expresó la necesidad que el gobierno nacional debe dar la prioridad en aquellos activos como terrenos, edificios o empresas y embarcaciones que fueron tomadas por el Estado Venezolano, o algunos de sus organismos y que no fueron resarcidos a sus legítimos propietarios acorde al valor de esos activos. “En esos es lo que queremos buscar soluciones”.

Puntualizó el líder gremial, quien acompañó a los directivos de Fedecámaras Bolívar, en su décima séptima reunión ordinaria, celebrada este jueves en Puerto Ordaz en la que asistió como invitado.

Hay algunos activos que fueron expropiados, cumplieron todas las formalidades, se les pagó en algunos, pero en otros no. Hay casos en la que sus legítimos propietarios hasta el momento, no han recibido resarcimiento de sus bienes por parte del gobierno nacional.

“Todos esos activos hay que ponerlos a producir, algunos de estos están en manos del Estado, no obstante estos hay que ponerlos a funcionar, la idea es que generen empleo. De allí que vamos hablar con sus legítimos dueños, porque primero es un voto de confianza y segundo un derecho que tienen esos propietarios y un deber que está contemplado en la legislación vigente”.

Casos Friosa y La Fuente

“No queremos entrar en especifidades”, dijo cuando se les consultó el caso de las empresas Friosa y Delicateses La Fuente, que fueron confiscadas por el gobierno del expresidente Chávez.

A tal efecto agregó que Fedecámaras no es gestor, ya que son muchos los casos a nivel nacional, pero lo importante para ese organismo cúpula empresarial, es que el Estado venezolano reconozca los daños que se haya podido dar en algunos bienes e inmuebles; además de observar que hay propiedades en poder de organismos públicos que no producen y hay que ponerlos a producir, reactivarlos para que haya generación de empleo, eso es lo que queremos”, concluyó. Armando Gruber