Carlos Gibson promueve “una tonelada de alimentos para los ángeles de la salud”

0
1302

El reconocido locutor destacó la labor que día a día realizan los trabajadores de la salud

Carlos Gibson, locutor y conductor del programa radial Noticas Sin Bozal trasmitido por Turística 92.7 FM desde las 4 de la mañana hasta las 9, contó su experiencia luego de haber estado 23 días hospitalizado en el Hospital Raúl Leoni de Guaiparo a causa del Covid -19.

Agradeciendo a Dios por darle la oportunidad de seguir viviendo y de colocar en su vida a médicos especiales, Gibson comentó que los primeros síntomas asociados al virus los sintió a principios de febrero.

El primer indicio fue la pérdida del apetito y del gusto. Carlos manifestó que no le encontraba gusto al café y luego, el sabor del agua era a óxido.

Posterior a ello, comenzó a darle malestares de garganta como una “comezón”. En esta oportunidad se realizó una placa de tórax y le diagnosticaron faringitis para lo que le recetan antibióticos.

Pasada una semana, vuelve a sentir malestares de garganta y decide enviarle la placa a unos amigos médicos quienes le dicen que no hay nada que muestre una neumonía.

Siguiendo con los malestares, decide enviarle la placa a una amiga que se la remite a una doctora y esta le indica que Carlos es un fuerte candidato a hospitalización porque está iniciando un estado neumológico.

Gibson, quien también es profesional del Derecho,  expresó que este diagnóstico le pareció extraño porque otros doctores lo habían descartado, sin embargo luego de esto, comienzan a darle fuertes temblores, fiebre, puntadas en el pecho y dolores en la espalda.

Teniendo todos estos síntomas, Carlos decide visitar a un amigo que es médico intensivista en la Clínica Familia, le toman otra placa y es ahí cuando le dicen: “Tiene Covid y hay que hospitalizarte”.

En este punto, el conductor de Noticias Sin Bozal tomó la decisión de ir a Guaiparo, allí le confirman que tiene el virus y lo alertan de su delicado estado de salud.

Carlos fue hospitalizado el 28 de febrero en la sala Covid del Hospital en donde estaban al menos 45 personas más.

El destacado locutor contó que los días hospitalizados fueron los más terribles de su vida, vio a muchas personas perder la batalla contra el virus.

“Los primeros 14 días hospitalizados no pude dormir, tenía mucho miedo a morir, fue una experiencia muy fuerte”, relató.

Carlos pasó varios días con una máscara de oxígeno para poder respirar y recibió muchos tratamientos endovenosos que le salvaron la vida.

Agradece labor

Fue dado de alta el pasado 22 de marzo y agradece fervientemente a las enfermeras y médicos que lo atendieron.

Para él, el personal médico son “ángeles de la salud” que laboran por vocación, ya que la remuneración no compensa la extraordinaria labor que realizan para salvar vidas. Confirmó que estos profesionales lo hacen por amor a su trabajo y a las personas que atienden.

De esta experiencia en la que Carlos vio la nobleza del personal médico y el compromiso con la gente, surgió la idea de iniciar una campaña a favor de los “ángeles de la salud” con el propósito de apoyarlos con insumos de protección y alimentos en medio de la dura situación que tienen que vivir desde el centro de salud.

La campaña se llama “una tonelada de alimentos para los ángeles de la salud”, Gibson invita a todos los que puedan colaborar a hacerlo para demostrar que los buenos son más.

“A la doctora Luz Rodríguez y todo el equipo de médicos mi cordial agradecimiento”, destacó Gibson.

Igualmente, reconoce el apoyo de su esposa quien siempre estuvo presente, atendiendo cualquier necesidad.

Carlos actualmente se encuentra en cuarentena fuera de su casa, debe esperar hasta el 21 de abril para que la carga viral sea cero y así con mucho cuidado y responsabilidad, retomar sus actividades y vida familiar. Rosanny Mattey