Carrera republicana toma forma detrás de bravuconadas de Trump

0
122

Washington.- Donald Trump estuvo en el centro de la escena del primer debate republicano el jueves para las primarias hacia las presidenciales de Estados Unidos, pero sus rivales, menos temerarios, tuvieron sólidas intervenciones, lo que revela que el combate político será feroz.

Trump, quien dijo que no podía comprometerse a apoyar a quien resulte ungido candidato o a descartar lanzarse como independiente, sembró abucheos de una audiencia que se esperaba le fuera simpática.

Probablemente Trump obtuvo más publicidad que puntos en las encuestas durante el debate de dos horas.

Mientras tanto, sus rivales -desde el exgobernador de Florida Jeb Bush, pasando por el gobernador de Wisconsin Scott Walker, el senador Marco Rubio y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie- cimentaron la imagen de serios contendientes.

El debate del jueves ofreció a los aspirantes la oportunidad de destacar en la atestada carrera partidaria, en la que muchos de los candidatos aún deben lograr dos dígitos en las encuestas por el momento encabeza Trump.

MUCHO TIEMPO POR DELANTE

El debate del jueves nos dice muy poco sobre quién será ungido candidato republicano dentro de un año en Cleveland. Pero varios están en condiciones de crear el suficiente rumor para lograr recaudar fondos y tomar impulso hacia la primera etapa de las primarias en Iowa y New Hampshire en enero de 2016.