Casos de COVID-19 se multiplican en Bolivia a pocos días de flexibilizar la cuarentena

0
201

LA PAZ.- A unos días de retorno paulatino a las actividades económicas en varios municipios, Bolivia rompió este miércoles un nuevo récord de registro en 24 horas al confirmarse 438 nuevos casos, la cifra más alta en 10 semanas de haberse registrado los primeros casos del nuevo coronavirus (COVID-19), con lo que se totalizan 4.919 infectados, 199 muertos y 553 recuperados.


La información se comunicó en el reporte habitual nocturno del Ministerio de Salud, en medio de los preparativos para la cuarentena dinámica en las principales capitales de departamento y un escándalo de corrupción que involucró a un ministro y un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la compra de 170 respiradores inadecuados y con sobreprecio de cuádruple del costo original.
Este hecho de corrupción obligó esta tarde a Jeanine Áñez, líder del gobierno interino de Bolivia, a destituir a su ministro de Salud, Marcelo Navajas, el segundo ministro de esta área que cae en la emergencia sanitaria de más de dos meses en Bolivia.
Mediante un comunicado público, el BID tomó distancia este miércoles de la compra de 170 respiradores que con su financiamiento se adquirieron para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus en Bolivia. Anunció una investigación que podría recomendar sanciones para los responsables.
En medio del escándalo político, Bolivia rompió en esta jornada todos los records desde que se presentaron los primeros casos de COVID-19 el 10 de marzo pasado, pues se reportaron en un solo día 438 positivos, saliendo del promedio de 200 por jornada de la última semana.
El reporte nocturno acostumbrado muestra al departamento de Santa Cruz (este) con la mayor prevalencia de infectados al concentrar 3.241 casos del total 4.919, es decir, el 66 por ciento.
De los nueve departamentos que conforman Bolivia, Santa Cruz, con 66 por ciento y Beni con 17 suman el 83 por ciento del total de los casos registrado en Bolivia. En tanto que el departamento de La Paz, el más poblado de Bolivia, alcanzó 7 por ciento.
Con estos datos, de acuerdo al gobierno interino, se perfila que varios municipios importantes flexibilizarán la cuarentena como La Paz (oeste), Cochabamba (centro), Tarija (sur), Sucre (sur), Potosí (sudoeste), Pando (norte), Oruro (oeste), entre otros.
El gobernador de La Paz, Félix Patzi, dijo a los periodistas que se están ultimando detalles para la cuarentena dinámica que implica reactivar gradualmente el trabajo de varios sectores económicos con medidas de bioseguridad.
El investigador y experto en salud pública, Yercin Mamani, dijo a Xinhua que los casos de coronavirus seguirán aumentando y que la pandemia dudará al menos cuatro meses más.
Según Mamani, se está comenzando a manifestar lo proyectado para mayo, cuando se registre el pico más alto de los contagios.
Señaló que preocupa que se retorne a las actividades en departamentos poblados como La Paz y Cochabamba, pues se corre el riesgo de que los contagios puedan volverse descontrolados.
No obstante, reconoció que existe gran presión de la población para flexibilizar la emergencia sanitaria.
“Son proyecciones para toda Latinoamérica, que la región va a tener en mayo y junio el máximo pico y para eso se están preparando los países”, agregó.
Bolivia vive desde el 10 de marzo restricciones parciales por el coronavirus. Una cuarentena desde el domingo 22 de marzo que se radicalizó con un estado de emergencia sanitaria desde el 26 de marzo, con un virtual estado de sitio que se debió cumplirse el 15 de abril y se amplió hasta el 30 de abril.
Posteriormente el aislamiento se extendió hasta el 10 de mayo y a partir del 11 de mayo se ingresó a la cuarentena rígida y dinámica que se extenderá hasta el 24 de mayo en un intento de evitar la propagación del COVID-19 que se incrementó considerablemente en las últimas semanas. Xinhua