Cayeron “las estafadoras de oriente”

0
511

Gracias al trabajo mancomunado entre comisiones de la Brigada Contra la Delincuencia Organizada del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistica (Cicpc) y la Policía del estado Bolívar, se logró desarticular una banda que fue denominada como «las estafadoras de oriente».

El mencionado grupo delictivo operaba desde hace algún tiempo en la zona de oriente del país utilizando cédulas y documentos falsos con los que avalaban sus negocios fraudulentos, estafando de esta forma a un sin número de personas que con esfuerzo habían logrado adquirir su vehículo o el dinero para comprar uno.

A través de varias denuncias recibidas ante las autoridades policiales, los funcionarios comenzaron un arduo trabajo de investigación que los llevó a dar con el paradero del grupo criminal.

UBICABAN A SUS VÍCTIMAS EN LOS PERIÓDICOS

El modus operandi de la banda, era ubicar a sus víctimas a través de los avisos clasificados de los periódicos; obtenían información sobre las personas para luego cometer el delito. El blanco de esta organización eran principalmente los vendedores de automóviles, con quienes comenzaban la negociación por vía telefónica, pautaban la cita y seguidamente se encontraban con la víctima para ver el vehículo y fijar el precio.

Las estafadoras tenían un plan bien montado, a través de documentos y trámites falsos daban una apariencia de legalidad a las negociaciones fraudulentas.

Uno de los métodos ideados en su técnica de robo, era realizar la compra del vehículo justo un viernes, de esta forma el cliente tendría que esperar hasta el lunes para hacer efectivo el cheque de gerencia. Las personas no dudaban en entregar el carro, pues el estafador de turno se hacía pasar como una persona seria y responsable, este implicado podía ser alguien ajeno al grupo o alguno de los dos hombres con quienes estas mujeres cometían las millonarias estafas.

Seguidamente los maleantes vendían el vehículo a otra persona, con la cual ya habían negociado días antes, y aprovechaban ese período de espera entre sábado y domingo para hacer las transacciones con la otra víctima, a quien le estaban vendiendo un vehículo robado, para una vez con documentos en manos, volver a cometer otra estafa.

CAPTURADOS

Tras las diferentes pesquisas producto de las denuncias, los efectivos decidieron realizar el operativo el martes en horas de la tarde. La guarida de los delincuentes ya estaba ubicada y en solo minutos llegaron al Hotel El Reposo, ubicado en la avenida Guayana, sector Frontera de Guaiparo, parroquia Dalla Costa. Allí lograron capturar a cuatro personas, las dos mujeres cabecillas de la banda y dos hombres que las acompañaban y que probablemente formaban parte del grupo timador.

Los detenidos quedaron identificados como Lorena Carolina Flores Pérez, de 34 años, Ariannny María Cordoba Marpa, de 25, Kevin Del Valle Ramón Medina, de 27 y Pedro Javier Raygada Fuentes, de 32 años; todos oriundos de Valencia, estado Carabobo.

En el sitio los cuerpos policiales incautaron una impresora, una laptop, una laminadora para plastificar, varios teléfonos celulares y residenciales, chequeras, tarjetas de crédito y débito, cédulas de identidad de los delincuentes con diferentes nombres, en fin, todo un laboratorio que habían preparado «las estafadoras de oriente».

En el sitio estaban dos vehículos, un Hyundai Getz de color azul, placas AB577HF, y un Ford Fiesta de color gris, placas AB603TN; este último solicitado por el delito de estafa por la subdelegación del Cicpc de Maturín.

«ME ESTAFARON»

Las personas se enteraban de la estafa cuando iban a cobrar el cheque de gerencia que les había entregado el supuesto comprador. El cajero del banco, al revisar el cheque, se daba cuenta de que el mismo era clonado. También, en otras ocasiones los delincuentes utilizaban cheques originales, pero sin fondos o que pertenecían a otras personas. Al verse envueltos en este fraudulento intercambio, los afectados no creían lo que les estaban diciendo, pues estaban totalmente seguros de que habían realizado un proceso de compra-venta legal con quienes consideraban personas confiables.

CONTINÚAN LAS INVESTIGACIONES

José Sifontes, supervisor de Investigaciones del Cicpc subdelegación Ciudad Guayana; y Frank Coello, coordinador de Seguridad Ciudadana y coordinador Policial del municipio Caroní, dieron a conocer el procedimiento e informaron que continúan trabajando en el caso. Esperan que en los próximos días las investigaciones arrojen resultados positivos que permitan dar con el paradero de otros integrantes de la organización.

Las pesquisas indican que al parecer hay personal de diferentes entidades bancarias implicados en la estafa, pues de otra manera no se explica que las chequeras originales hayan caído en manos de los delincuentes.