Cayó otro implicado en secuestro de comerciantes de oro

0
422

El 15 de abril del presente año dos comerciantes de oro fueron secuestrados por presuntos funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB), cuando se trasladaban por la autopista Manuel Carlos Piar, sentido San Félix-Upata, aproximadamente a las 8:00 p. m.

Las víctimas salieron la noche de ese miércoles desde San Félix rumbo a su residencia ubicada en Upata a bordo de una camioneta Toyota, modelo Hilux. Cuando a eso de las ocho de la noche se detuvieron en las adyacencias de la estación de servicio Texaco, en un punto de control de la PEB, donde les ordenaron detenerse y bajarse de la camioneta.

Es en ese momento cuando fueron sometidos por los delincuentes, quienes con armas cortas y largas los obligaron a abordar de nuevo el vehículo para conducir hasta una zona apartada ubicada en la vía El Pao, comenzando así una serie de llamadas para pedir por la liberación de las dos víctimas.

PEDÍAN ORO

Para la liberación de uno de los comerciantes, de 52 años, pedían una cierta cantidad de oro. Familiares de la víctima llevaron el oro hasta el sitio descrito por los secuestradores y a las horas fue liberado. A los cinco días los secuestradores exigieron por la liberación del otro, quien sigue secuestrado, la cantidad de cinco kilos de oro y 100 mil dólares. Monto por el cual no dieron plazo de cancelación. Hasta los momentos, y después de dos meses del secuestro, no se sabe nada sobre el paradero del otro comerciante, sobrino del que ya liberaron.

APREHENDIDO

Por este hecho fue capturado, gracias al apoyo del GAES, Arnoldo Tomas Briceño Malavé, de 32 años, por estar presuntamente vinculado con los secuestradores en el proceso de extorsión. Por ello se ordenó su reclusión en la cárcel de Vista Hermosa en Ciudad Bolívar.

LO ATRAPARON EN CARACAS

Ayer fue capturado en la ciudad de Caracas uno de los delincuentes que vendió el oro que se pagó por la liberación del hombre de 52 años, por estar implicado de forma directa con el secuestro. El sujeto fue identificado como Jhonuar Michael Lespe Jaimes, de 26 años, quien tenía orden de aprehensión por los tribunales de Caracas.