Celebran misa en honor a los 50 años del Colegio Loyola

0
146

Para algunos el Colegio Loyola Gumilla significa simplemente una institución educativa que imparte conocimientos, pero los que realmente han vivido la experiencia de estudiar allí, consideran al Loyola más que una escuela, una gran familia.

 

«Yo me siento orgullosa de pertenecer a la familia Loyola, esta institución me ha enseñado los valores de respeto, incluso, solidaridad y sobre todo unión. Considero que mi colegio es una pequeña maqueta del país ideal, soñador.

Aquí se apuesta al trabajo en equipo, a la solidaridad y al mutuo acuerdo entre los más desposeídos. Mi Loyola, mi colegio es más que una enseñanza es una familia que forma a seres integrales y capaces de ser más productivos para el país», expresó Luz Marina Luzardo, una de sus egresadas.

Para celebrar por todo lo alto el 50 aniversario y con la bendición de Dios, ayer pasadas las 5 de la tarde, se realizó una misa oficiada por los padres jesuitas, Miguel Odriozola, Javier Lahuerta y José Luis Martínez, todos los egresados de esta institución. Los presbíteros resaltaron la importancia del reencuentro, para así lograr una reunificación y al mismo tiempo orar por la paz del país.

«Hoy más que nunca el Loyola debe practicar los pensamientos ignacianos, aquellos que en todo momento y ocasión el ciudadano venezolano debe impartir. Solo así podremos saber para que se puede crear un país verdaderamente próspero, no solamente a nivel económico, sino a nivel espiritual. Los venezolanos necesitan urgentemente el sentido espiritual que San Ignacio de Loyola dejó en su legado. Ya es tiempo de sentarnos y unirnos como verdaderamente hermanos y juntos sacar a este país hacia adelante», expresó Alejandro Gamboa, profesor.

Por su parte el religioso José Luis Martínez aseguró que la misa se realizó con la intención de un compartir entre los egresados del Loyola, «Esta misa con motivo a los 50 años que el colegio cumplirá se concentra en el reencuentro de exalumnos y exprofesores que aportaron sus valores morales para incluir a los demás».

«EN TODO AMAR Y SERVIR»

Para María Teresa Molina, quien asistió como representante de sus hijos egresados de la institución, el Loyola Gumilla es un sitio donde se imparte valores, además dijo que la educación y la inclusión de todos por igual es uno de sus principales pilares al momento de formar a los alumnos.

«Los profesores que dan clases aquí están preparados religioso y espiritualmente, muestran mayor sensibilidad por la sociedad. Mis hijos han sido claro ejemplo de esos valores, puedo decir orgullosamente que el egresado del Loyola a diferencia de las otras instituciones, es un alumno preparado emocional e intelectualmente».

DOMINGO FAMILIAR

Además de la misa, los participantes tuvieron la oportunidad de disfrutar de un domingo familiar, en el cual compartieron comidas, bebidas y dulces como una gran familia.

CON SENTIDO DE PERTENENCIA

Hoy en día el sentido de pertenencia no parece ser el más practicado en el mundo, es por esta razón que desde hace 50 años el Colegio Loyola Gumilla se ha dedicado a la formación de jóvenes integrales, capaces de dar lo mejor de sí para el otro, hasta por el más desposeído. Muchos de los que han pasado por las aulas de este centro educativo aseguran que el sentimiento ignaciano se imparte y se crea en los corazones de los ciudadanos.