Células Madre logran reparar daños ocasionados por la retinopatia diabética

0
819

La retinopatía diabética es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Se produce cuando se mantienen cifras altas de azúcar en sangre, que terminan alterando y bloqueando el flujo sanguíneo, lo que genera un daño en la retina y conduce a un deterioro de la visión que de no tratarse, puede derivar en la ceguera.

Con la constante de elevados niveles de azúcar en sangre, las paredes de los vasos retinianos se alteran y se vuelven más permeables, dejando pasar fluido al espacio extracelular, causando entre los síntomas más frecuentes, la visión borrosa y pérdida gradual de la misma.

Según las investigaciones clínicas se ha demostrado que el Tratamiento de Células Madre, logra reparar los daños ocasionados a la retina y crear mediante la angiogénesis, nuevos vasos capilares mejorando la visión.

El Dr. Orlando Sánchez Golding investigador clínico y Presidente de la Asociación de Medicina Regenerativa, explicó que las Células Madre tienen la capacidad de promover la regeneración de los vasos sanguíneos de la retina y, por tanto, prevenir y/o revertir la retinopatía diabética.

“Las Células Madre hematopoyéticas son extraídas de la medula ósea del paciente, y poseen una alta plasticidad para diferenciarse en diferentes tipos de tejidos, crear nuevos vasos capilares y modular la respuesta inflamatoria. Al ser implantadas tanto vía endovenosa como localizada, estas Células Madre logran reparar y regenerar los daños causados por la retinopatía diabética” afirmó el especialista.

Con este tratamiento celular pueda además tratarse con éxito enfermedades degenerativas como la diabetes, el Alzheimer, Parkinson y enfermedades autoinmune como el lupus, fibromialgia, artrosis entre otros. Prensa AMR