Cementeros cobran menos de 4 dólares mensuales

0
810

Trabajadores de Venezolana de Cementos no pueden comprar su propio producto.

Trabajadores de Venezolana de Cementos muestran inconformidad con directivos de la empresa ya que el salario que perciben es menor a 4 dólares mensuales pese a que la producción es vendida a la tasa diaria del dólar del Banco Central de Venezuela (BCV).

Jhonny Linares, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Venezolana de Cemento (Sintracemex), expresó que existe un gran malestar laboral debido a la negativa por parte de la empresa a ajustar salarios  y cumplir con beneficios.

Acotó que los trabajadores prácticamente son obligados a cumplir con su tarea en un horario que no es el establecido y sin los equipos necesarios ya que no cuentan con mascarillas de protección ni uniformes pese a que la empresa obtuvo más de 200 mil dólares en ventas al finalizar el 2020.

Asimismo, acotó que uno de los grandes beneficios que han perdido ha sido el de poder obtener la paleta de cemento a un bajo precio que le servía a los obreros para minimizar el efecto negativo de los bajos salarios.

Linares informó que en los últimos 4 meses el precio de venta del cemento para los trabajadores es de Bs. 195 millones cuando anteriormente era aproximadamente Bs. 8 millones. “Ahora es imposible que nosotros podamos adquirir el cemento a ese precio”, comentó.

Baja producción

Otro de los puntos que mencionó el líder sindical, es la baja producción que tiene la empresa. Linares manifestó que de 340 mil toneladas anuales que tienen capacidad de producir, para 2020 cerraron con 22 mil toneladas de las distintas variedades de cemento.

Esta situación a su juicio se presenta debido a que no se invierte en maquinaria ni reparaciones. “Tenemos un montacarga prestado de una empresa hermana y así muchas cosas más que no tenemos por la falta de inversión”, precisó.

Por estos hechos junto a lo del salario, el sindicalista expresó que se están planteando un viaje a Caracas con la esperanza de que alguna autoridad los reciba e intervenga en el caso. Rosanny Mattey / Foto: Cortesía