Cepal apoya mercado marginal

0
82

La titular de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, dijo este viernes en México que la implementación del nuevo mercado marginal cambiario en Venezuela, que supuso una devaluación parcial del bolívar, «va en la dirección correcta».

Esta medida tomada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro «va en la dirección correcta. Ahora vamos a ver la implementación, cuáles son los desafíos que va a traer», dijo Bárcena a periodistas.

«Yo diría que tiene que invertir en otros sectores productivos para poder volverse realmente una nación más autosuficiente, sobre todo en materia alimentaria», apuntó.
La titular de la Cepal indicó que la actual situación por la que atraviesa Venezuela «preocupa mucho», sobre todo en materia económica.

«El precio del petróleo, que ha bajado tanto, y las medidas que acaban de tomar respecto a abrir el mercado cambiario, creo que van en la dirección correcta», apuntó.

Sin embargo, la secretaria ejecutiva de la Cepal dijo que es «complejo» que un país tenga tres tipos de cambio y consideró que no es lo deseable.

Venezuela vive bajo control de cambio desde 2003 y, con el nuevo Sistema Marginal de Divisas (Simadi), cuenta con tres tipos oficiales de cambio: la tasa Cencoex de 6,30 bolívares para alimentos y medicinas, el denominado Sicad para sectores no prioritarios y viajeros que empezarán en 12 bolívares y la nueva tasa del Simadi.

Aunque sólo representará entre un 5 y un 10% de las divisas anuales asignadas por el gobierno venezolano, el nuevo mercado marginal supone una devaluación parcial del bolívar ya que, en su entrada en vigencia el jueves, el dólar se cotizó en 170,03 bolívares, casi 27 veces más que la tasa oficial de 6,30 bolívares.

La cotización de este nuevo mercado resultó apenas 10,3% por debajo de la tasa del ilegal mercado negro del jueves.
Bárcena se mostró esperanzada de que la implementación del Simadi «sea un primer paso para resolver otros problemas que tiene Venezuela».

Para la mexicana, uno de los siguientes pasos que tendría que dar el gobierno de Maduro es disminuir la dependencia de su economía del petróleo, que aporta un 96% de las divisas del país y su precio se ha desplomado un 60% desde junio pasado.

EL DESAFÍO: DIVERSIFICAR LA PRODUCCIÓN

«Uno de los grandes desafíos que tiene Venezuela es diversificar su matriz productiva para no ser tan dependientes del ‘commodity’ del petróleo», dijo tras ser reconocida con una cátedra por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, pública)
«De hecho, Venezuela cuenta con territorios vastos como para hacer una producción agropecuaria mucho mayor», señaló.