Chancellor: «El cambio se siente, es real»

0
86

El líder opositor y acalde del municipio Sifontes, Carlos Chancellor, afirmó que los pueblos del Sur del estado Bolívar «no se calarán más atropellos ni maltratos por parte del régimen». «Ánimo y fuerza al pueblo de Guayana, a los pueblos mineros del Sur, porque vamos a ganar de punta a punta, lo único que hace falta es que el pueblo guayanés acuda a votar masivamente, que acompañe a Américo De Grazia, el diputado defensor del pueblo minero, que acompañen a la democracia, a Venezuela, a la fuerza del cambio que en este momento se encuentra en la calle», puntualizó el mandatario.

Asimismo, significó la presencia activa que las fuerzas democráticas están desarrollando en la calle. «Estamos visitando comunidades y sectores, llevando el mensaje de esperanza, democracia y unidad, en recorridos casas por casas. El cambio se siente, el cambio es real, el cambio está en marcha para lograr los objetivos de recuperar nuestro país, de este régimen perverso e incapaz», precisó.

El líder opositor del Sifontes recalcó la necesidad de tener una Asamblea Nacional mayoritariamente democrática que pueda ponerle freno al «desastre de gobierno que tenemos a nivel nacional y regional», que con políticas de control y fiscalización pueda frenar la escasez, la crisis existente en el sector salud y que pueda permitir reglas claras para que los mineros del territorio guayanés puedan trabajar tranquilos.

Chancellor recordó la tragedia del minero mudo que fue maltratado salvajemente y al que le quitaron el oro en la alcabala La Romana del municipio Piar. «Le quitaron sus pertenencias y lo pusieron preso por más de ocho meses. Tuvimos que salir a defender este atropello delincuencial gubernamental que es normal que ocurra en este gobierno».

Comentó que también le venían a la memoria los hechos lamentables ocasionados por las arremetidas de gobierno, en el que él mismo fue víctima de la opresión, del abuso de poder y del autoritarismo, que lo llevó tras las rejas de manera injusta durante cuatro años y un mes.