Ciberpiratas rusos actuaron para ayudar a Trump

Los organismos estadounidenses de inteligencia han concluido con “muchísima confianza” que Rusia actúo en forma encubierta en las últimas etapas de la campaña presidencial para afectar las posibilidades de Hillary Clinton y promover a Donald Trump, según altos funcionarios del gobierno.

0
890

Los organismos estadounidenses de inteligencia han concluido con “muchísima confianza” que Rusia actúo en forma encubierta en las últimas etapas de la campaña presidencial para afectar las posibilidades de Hillary Clinton y promover a Donald Trump, según altos funcionarios del gobierno.

Basaron esa conclusión, en parte, en otro resultado –en el que, dicen, también tienen mucha confianza– en cuanto a que Rusia ciberpirateó los sistemas computacionales del Comité Nacional Republicano, además de sus ataques contra organizaciones demócratas, pero no dieron a conocer ninguna información que hayan recopilado de las redes republicanas.

 

En los meses previos a las elecciones, filtraron, en su mayor parte, documentos de los sistemas del Partido Demócrata. Los organismos de inteligencia han concluido que los rusos le dieron a WikiLeaks los documentos de los demócratas.

Los republicanos tienen una explicación distinta sobre por qué nunca se dieron a conocer los documentos de sus redes. En los últimos meses, funcionarios del comité republicano dijeron constantemente que sus redes no estaban comprometidas y aseveraron que solo se había atacado a las cuentas de republicanos en lo individual. El viernes, un alto funcionario del comité dijo que no haría comentarios.

La oficina de Trump para la transición emitió un boletín el viernes por la noche en el que se reflejan las profundas divisiones que surgieron entre el equipo de su campaña y los organismos de inteligencia por la intromisión rusa en las elecciones. “Se trata de las mismas personas que dijeron que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva”, se dice en el boletín. “Las elecciones terminaron hace mucho tiempo en una de las mayores victorias en la historia del Colegio Electoral. Ahora es tiempo de avanzar y “¡volver a hacer grande a Estados Unidos!”.