Cicpc incautó 73 kilos de droga y resolvió caso de calcinados

0
1355

Con dos nuevos detenidos y 120 panelas de presunta “súper marihuana” se resolvió el caso de la masacre que conmocionó al país, donde cinco cuerpos carbonizados fueron localizados en la vía Upata.

 

Foto Samuel Muñoz

 

La mañana del 4 de febrero, los cuerpos de seguridad del estado Bolívar fueron alertados sobre el hallazgo de cinco cuerpos calcinados, en el sector 19 de Abril, a la salida de San Félix. El caso hizo eco en el país, e incluso, fuera de este.

La escena fue de película. No se sabía si eran hombres o mujeres, los cuerpos estaban amarrados y aún echaban humo cuando los localizaron, lucían completamente quemados.
Desde la fecha, la División Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) Guayana, desplegó a sus comisionados para dar con el esclarecimiento del dantesco suceso. Dos días después, fueron capturados tres sujetos y confiscados tres vehículos involucrados en el delito.

Parte policial

La noche del 3 de febrero, un camión encava salió desde Ciudad Bolívar hacia Guayana con una carga de droga que sería distribuida a “micro traficantes” en la entidad. Presuntamente, los tipos que manejaban la máquina fueron interceptados por miembros de la banda hamponil “Los Pegadores”.

Los que llevaban la droga para distribuirla pertenecen al grupo delictivo “Los Dominicanos” y son liderados por un sujeto, identificado por fuentes policiales como Martín Santana Caraballo, de 42 años, apodado “Maikol”.

Alguien “pichó” a “Los Dominicanos” y reveló la movida de la droga. “Los Pegadores” sorprendieron a los transportadores de la merca en Puerto Ordaz y los sometieron hasta llevarlos a la zona boscosa, adyacente a la vía Upata, donde los amarraron y calcinaron.

Allanamiento

Tras labores de investigación, los sabuesos de la policía científica dieron con la ubicación de dos integrantes de “Los Pegadores” que se enconchaban en la invasión La Pirámide, adyacente a la sede de la Coca-Cola, en San Félix.

La vivienda que fungía como guarida de los vándalos está ubicada en la calle Esperanza, sector III de la referida comunidad. Cuando los comisionados irrumpieron en la casa, se toparon con 120 panelas de “cripy”, que sobrepasan los 70 kilos de peso.

El procedimiento se efectuó a las 7:00 de la noche del lunes y se procedió a la aprehensión de César Augusto Guzmán, de 33 años; y Daniela Alejandra Solano Muñoz, de 25. Ambos quedaron a la orden fiscal del Ministerio Público.

Fuentes oficiales ligadas al caso, informaron que “Los Dominicanos” trafican con droga traída del estado Amazonas y que tienen tiempo operando en el negocio. Sin embargo, resaltaron que la comisión se mantendrá activa en el caso hasta dar con la captura del jefe de la banda y con la desarticulación de “Los Pegadores”, grupo de hampones liderado por “Papito”.

Primera detención

Dos días después de localizar a los calcinados, el Cicpc capturó a tres miembros de “Los Dominicanos”, dos hermanos identificados como Carlos y Roberto Severino Santana, de 42 y 43 años, respectivamente; y a Diomar Soto Bravo, de 39.

Igualmente, confiscaron el camión encava donde transportaban los estupefacientes y dos vehículos más: un Ford 350, color gris y un carro tipo sedán, Kía Picanto, utilizados por los criminales para vender “la mercancía” y completar sus fechorías.