Cicpc investiga amistades y familiares en doble homicidio de adultos mayores

0
3419

Investigadores de la División Contra homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de la delegación municipal Maracaibo, investigan el círculo de amistades y familiares de unos esposos de la tercera edad que fueron ultimados con armas blanca en el interior de su residencia.


Se trata de una pareja que fue asesinada a puñaladas en su residencia, para robarle quinientos dólares en efectivo, localizada en la urbanización Monte Bello, al sur de la ciudad de Maracaibo, informó la fuente policial.

Los adultos mayores, fueron identificados como Sebastián Correa, de 73 años, conocido como  «Chano» era propietario de una fábrica de bolsas y Luz Marina Martínez de Correa de 68, profesora jubilada de la Facultad de Derecho de la Universidad del Zulia quienes presentaron múltiples heridas.
En el momento del asesinato, ambos se encontraban solos en la propiedad, debido a que sus tres hijas tienen tiempo viviendo en Europa.
Fueron ellas las que, al ver que sus padres no respondían a las llamadas de celulares y telefonía fija le pidieron a un familiar que los visitara, temiendo que algo extraño hubiera ocurrido.
El informante dijo que el grupo de delincuentes presuntamente ingresaron a la residencia por la puerta trasera de la casa, el pasado fin de semana, con el objetivo de robar quinientos dólares ($500) propiedad de la pareja y otros artefactos eléctricos.

Los investigadores del CICPC presentes en la escena del crimen presuntamente manejan la hipótesis que  una infidencia familiar o de algún vecino hayan aportado datos a los asesinos y se haya planificado la forma de obtener las divisas sustraídas en vista que la pareja vivían solos.

Trascendió que los cuerpos de los occisos quedaron en la cocina de la residencia, a donde fueron llevados y con la punta de los cuchillos le causaban previas heridas superficiales para que dijeran dónde estaba el dinero y otros objetos de valor.

Lo que refuerza la presunción que los homicidas sabían como desplazarse en el interior de la casa ya que estaban bien informados y presuntamente tenían cierto trato amistoso con sus víctimas, de allí la decisión de asesinarlos.

Vale recordar que fue en  la tarde de este pasado miércoles 26 de mayo, cuando familiares y vecinos de la urbanización  fueron alertados por los fuertes hedores que emanaban de la residencia de las víctimas, quienes  conjuntamente con un familiar localizaron los cadáveres en estado de descomposición, tras setenta y dos horas presuntamente de haberse perpetrado el doble homicidio según la data forense de muerte.

En el momento del asesinato, Chano y su esposa se encontraban solos en la propiedad, debido a que sus tres hijas tienen tiempo viviendo en el continente europeo. Fueron ellas las que, al ver que sus padres ante varios intentos no respondían a las llamadas de celular y teléfonos fijo le informaron a un familiar que los visitara, temiendo que algo extraño les hubiera sucedido hasta encontrar el dantesco doble homicidio. Armando Gruber