Colas hasta para viajar

0
105

Al parecer se ha vuelto una tradición para la gente hacer colas para poder conseguir algo. Alimentos, medicinas, entre otros productos. En víspera del puente de carnaval, el equipo de El Diario de Guayana, se trasladó por los dos terminales que funcionan en la ciudad, para comprobar la realidad de los pasajeros.

La primera parada, fue el terminal de pasajeros de Unare, y el escenario era bastante llamativo. Desde la carretera se avizoraban unas colas, símbolo de que la espera para poder adquirir pasajes era larga, y donde la esperanza era conseguir un boleto.

Al entrar en las instalaciones, las personas iban y venían de un lado para otro. Preguntas por aquí, preguntas por allá, y siempre la mismarespuesta: «vamos a ver si conseguimos pasajes».

Comenzamos a consultar a algunas personas que estaban en el sitio ya que, evidentemente, son los principales afectados ante estas irregularidades.

HABLAN LOS USUARIOS

El señor Denis García, es oriundo de Ciudad Bolívar, y pretendía emprender su viaje hasta Maturín. Pero, ¿por qué no viajar desde la capital del estado? La respuesta: «los carritos de Bolívar salen llenos para Maturín, pero regresan vacíos de allá, y por eso no quieren viajar para esa zona».

Este señor no tenía mucho tiempo de llegar al terminal pero ya estaba dispuesto, al igual que muchos, a aferrarse a la esperanza de conseguir sus pasajes.

Ana Quintana, se decidió ayer en la mañana a viajar con destino a El Tigre, pero no contaba con que hasta los pasajes estén escasos. «No hay pasajes por ningún lado». La dama tenía pensado viajar hasta El Tigre, pero ahora estaba en suspenso.

Otra de los usuarios que habló sobre el caso, fue la señora Nairobys Pérez. Ella pretende viajar hasta Puerto La Cruz, sin embargo, al igual que muchos, no consigue pasajes; y los carritos por puesto que hacen vida en el terminal, están cobrando «un ojo de la cara».

«Ellos están cobrando hasta 1600 bolívares para ir hasta el Puerto, porque y que los cauchos cuestan 15 mil bolívares. ¿Acaso eso es culpa de uno? Se preguntó la entrevistada.

SAN FÉLIX LA MISMA HISTORIA

Del otro lado de la ciudad, la situación era igual. Pasajeros esperando comprar sus boletos para viajar, aunque como suele suceder, la demanda superó la oferta. La gente estaba a la expectativa. Los que pretendían viajar hasta las zonas turísticas por excelencia del oriente del país esperaban una voz que dijera «hay pasajes».

El terminal de pasajeros «Monseñor Francisco Javier Zabaleta», presentaba grupos de personas dispersos. En uno de esos grupos, logramos hablar con la señora Rosa Subero, quien esperaba poder viajar hacia Carúpano. Pero, la única opción que tenía sobre la mesa, se salía de su presupuesto. «Están cobrando 1500 bolívares para allá, seguiré esperando».

Cabe destacar que mientras caminábamos por el sitio, un usuario se acercó a nosotros, con el fin de denunciar una irregularidad. El mismo indicó que un empleado del terminal, se encontraba cobrando una tasa de salida más cara de lo establecido.

SEGURIDAD GARANTIZADA

Ante la posibilidad de que se pueda presentar algún imprevisto, es importante señalar que en ambos terminales estaban presentes funcionarios de seguridad. Todo con la finalidad de establecer el orden en dichas instalaciones, así como evitar que algún pasajero aborde alguna unidad, con algún tipo de armamento, para posteriormente cometer algún delito.