Colombia venció a Brasil y revive en el Grupo C

0
85

Colombia se sobrepuso a su amargo debut en la Copa América Chile-2015 al vencer con categoría 1-0 a Brasil este miércoles, en partido de la segunda fecha del Grupo C disputado en el estadio Monumental de Santiago.

El defensor Jeison Murillo, que la próxima temporada jugará en el Inter de Milán tras su paso por el Granada español, marcó el gol de la victoria a los 36 minutos.

«Hemos hecho un partido bueno, hemos estado juntos atrás y creo que salió el plan perfecto», dijo con una sonrisa el volante cafetero James Rodríguez.

Con este resultado, Colombia alcanzó a Brasil y Venezuela en la punta de la tabla con 3 puntos, mientras que Perú es último sin unidades.

La segunda jornada de la zona se completará el jueves con el choque entre incas y la vinontinto en Valparaíso (7:00 p.m.).

La tercera fecha de la llave se disputará el domingo con los partidos Colombia-Perú en Temuco (sur), a partir de las 4:30 p.m., y Brasil-Venezuela en Santiago 7:30 de la noche.

«Hay que estar bastante concentrados. Perú es una selección buena, que tiene buenos jugadores y hay que estar atentos a todo», afirmó James.

La selección cafetera se tomó revancha de la eliminación por parte de Brasil en cuartos de final del Mundial-2014.

«Tenemos que tener la tranquilidad y la serenidad de superar los momentos difíciles, y en los momentos buenos no pensar que somos tan buenos», señaló el lateral brasileño Daniel Alves.

CAFETEROS DOMINARON

Colombia, como se esperaba, se apropió de la pelota en los primeros minutos ejerciendo una fuerte presión sobre la salida de Dani Alves y Filipe Luis, similar a la que Venezuela le aplicó a los laterales cafeteros en el debut en Rancagua.

Ese control de las bandas y la apertura de espacios en la media cancha le dieron libertad de acción a James Rodríguez, con un activo ‘Teo’ Gutiérrez en ataque, saliendo y entrando del área grande para apoyar al del Real Madrid en la creación.

Fue así como Colombia a los 4 minutos fabricó la primera ocasión en predios de Jefferson, con un centro de James a media altura que atravesó el área pequeña y que por poco conectó ‘Teo’ de cabeza.