Colombianos obsesionados por la manicura

0
2201

Un grupo de hombres sentenciados por casos de corrupción y delitos financieros, que permanecían encerrados en un presidio de Bogotá, se hacían visitar por manicuristas para que les hicieran las uñas.


La noticia generó indignación en Colombia. No era aceptable que estos presos recibieran privilegios especiales, se decía, pero nadie pareció sorprenderse de que un grupo de señores quisieran que les hicieran las manos.

Aparentemente, el cuidado de las uñas es algo usual en el país vecino, y claramente fundamental para algunos, ya que este es un hábito que no está demostrado solamente por el método científico aplicado para dar con este conclusión, sino que está basado en una limitada inducción.

Una encuesta realizada por el sitio de comercio electrónico Groupon en cinco países de Latinoamérica en mayo de 2015 reveló que los hombres colombianos son mucho más propensos que los demás a hacerse tratamientos de manos y pies.

Según los resultados del sondeo, más de un 27% de los colombianos lo hacen, seguidos de lejos por los brasileños (14%), luego los mexicanos (11%), argentinos (9%) y chilenos (5%).
“En Colombiano es muy común esta práctica, contrario a lo que pasa en otros lados de Latinoamérica y en otras partes del mundo», confirma Fabián Ojeda, quien trabaja en La Barbería, un centro de cuidado personal para hombres en Bogotá. BBC