Columna: Bajo Control

0
374

EL AIRE PURO Y SALUD NATURAL

I.
Hablemos del aire, un elemento natural, libre, abundante y permanente  en nuestro entorno, que es el mas importante para la salud, el bienestar y la vida de la humanidad y como tal, debemos considerarlo en nuestra vida.

Decimos esto porque se puede mal vivir un corto tiempo pasando sed y un poco mas sin comer pero no se puede vivir ni siquiera 10 minutos sin respirar (acto de consumir aire). Entonces, el aire es determinante para vivir o morir.

A esa realidad se suma la directriz del Gran Hipócrates: “El aire es el primero de los alimentos y el primero de los medicamentos”.

Directriz que podemos elevar a la máxima potencia, tanto por la calidad del aire que respiramos como por la forma en que respiramos.

La calidad del aire es un asunto nada fácil de lograr y controlar, ya que depende de intereses colectivos y en una sociedad mayoritariamente de consumo, no es mucho lo que se puede hacer. Pero en estos días de cuarentena mundial motivada por el Covid-19, la calidad indudablemente se ha incrementado por la disminución de motores a explosión, chimeneas industriales y fluidos no biodegradable (pinturas, aerosoles, pesticidas).

La forma como respiramos si es un asunto de responsabilidad individual sobre el cual podemos influir de manera total. Cosa que también ha debido mejorar durante la cuarentena, dado el tiempo en casa, libre de largas horas de trabajo.

Estos dos estados de ganancia en el “factor aire” debe entusiasmarnos para seguir produciendo salud a través de la respiración consciente.

II.

Debemos tener conciencia que de ese fluido complejo que es el aire que respiramos, lo mas importante es que cada unidad de volumen tenga 1/4 parte de Oxigeno (junto a casi 3/4 partes de Nitrógeno y pequeñísimas cantidades de Argón, Amoniaco, Ozono, vapor de agua, anhídrido carbónico, polvo atmosférico). Porque el oxigeno es el alimento de las Células.

También hay que hacerse consciente como es el proceso para vitalizarnos: el aire ingresa por el sistema respiratorio y en los pulmones el oxigeno satura la sangre venosa (que viene de las células), la cual se convierte en sangre arterial que va para las células a alimentarlas con oxigeno y ha extraer anhídrido carbónico. Ese es un proceso que no puede parar y cualquier disminución en la cantidad de oxigeno, se refleja como una complicación en los órganos del cuerpo.

Otra cosa a concientizarse es el uso del aire para mantener la capacidad pulmonar mediante respiración profunda; mejorar la circulación sanguínea con ejercicios físicos; relajarse para tranquilizarse; visualizar para aclarar la mente y meditar para dormir.

Si respiramos de manera consciente resistiremos cualquier pandemia.

III.
Producir Salud con el aire puro pasa por:
1) Desarrollar Campañas contra la contaminación del aire y por el aire libre puro.
2) Constituir redes de defensores del aire puro.
3) Organizar actividades en zonas de aire puro playas, montañas, bosques.
4) Hacer ejercicios físicos individual y colectivamente.
5) Practicar Yoga.
6) Practicar la Meditación.
7) Ejercitar la Respiración Profunda cada día.

Nuestro objetivo siempre debe ser garantizar la calidad y cantidad de aire puro que necesita nuestro cuerpo para desarrollar las funciones vitales para nuestra salud y bienestar.

Alexis Adarfio Marín
aadarfio@hotmail.com…