Columna: Bajo Control

0
392

EL AGUA PURA Y LA SALUD NATURAL

I.
El agua es un elemento abundante y de producción cíclica en nuestro planeta Tierra, según las leyes de la naturaleza, pero la potable, la necesaria para la humanidad, es escasa, costosa y a veces peligrosa, debido a los intereses imperialistas, las políticas neoliberales, a la gestión de algunos gobiernos “vendepatria” y a la desorganización de la ciudadanía.

Aunque podemos sobrevivir algún tiempo sin ingerir agua o ingiriendo poca cantidad y de mala calidad, esta situación acarrea enfermos por múltiples fallas en los sistemas del organismo.

Tenemos que seguir diciendo que no ha sido suficiente el Día Mundial del Agua que se celebra cada 22 de julio para entender, que el agua pura es la mejor bebida para los humanos y que debemos defenderla como tal.

De cara a la Era Post-pandemia, la era de la naturalidad como la ha denominado el Dr. Garrigó, estamos obligados a luchar por el agua y a ingerirla con la conciencia que es fuente de salud: mantenimiento y recuperación de la misma

II.
Hay cuatro razones fundamentales para ingerir agua.
a) la primera y mas obvia que es para reponer la pérdida de líquido por eliminaciones regulares: orina, defecación, respiración, sudoración.
b) la segunda y esencial, que es para garantizar funciones del organismo como:
– Transportar alimentos a las células.
– Mantener el PH normal del organismo humano.
– Eliminar de toxinas y desechos generados durante la alimentación o la autoreparación del organismo.
– Mantener la temperatura corporal a niveles normales.
–  Favorecer el tránsito intestinal.
– Garantizar el trabajo de los músculos.
– Lubricar las articulaciones y el cerebro.
– Mantener la humedad de tejidos y piel.
c) la tercera es para tratar trastornos  cotidianos como:
– Estreñimiento esporádico.
– Dolor de cabeza.
-Escalofríos.
– Orina irregular.
– Fatiga, cansancio o mareos.
– Cambio de estado de ánimo.
– Mal aliento.
– Calambres musculares.
d) la cuarta razón para ingerir agua, es el tratamiento de enfermos con los siguientes problemas:
– Digestivos: para aumentar la producción de los jugos digestivos y proteger las mucosas estomacales.
– Hipertensión e hipotensión: Garantizar volumen y densidad normales en la sangre.
– Respiratorios: Garantizar la humedad de las mucosas y por ende, su función protectora del sistema.
– Desequilibrio ácido-básico: alcalinizar el cuerpo.
– Sobrepeso y obesidad: disminuir el consumo de energía innecesaria.
– Eczemas: Elaborar un sudor menos concentrado y evitar así las irritaciones,
– Colesterol: Diluir y eliminar las grasas excedentes.
– Cistitis e infecciones urinarias: Diluir la orina para disminuir su agresividad en las mucosas del sistema urinario.
– Reumatismo: Aumentar los líquidos orgánicos, especialmente en las articulaciones.
– Envejecimiento precoz: Mantener hidratado el organismo.
– Piedra en Riñón: para evitar la acumulación de arenilla y placas.

III.
Los hogares tienen la responsabilidad de producir salud a partir del agua y por tanto deben:
a) Participar en los Comités de Agua.
b) Activar campañas de potabilización artesanal del agua.
c) Promover el consumo de agua cada hora.
d) Defender las reservas de agua potable del planeta.
e) Desarrollar Diplomados de los usos terapéuticos del agua para atender Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

Alexis Adarfio Marín
aadarfio@hotmail.com